Un año más, la empresa especializada en tecnología para festivales y conciertos IDASFEST presenta su informe sobre los hábitos festivaleros de los asistentes. Sin embargo, la situación del COVID-19 ha complicado las cosas para la elaboración de su reporte por cuarto año consecutivo. Por ello, en esta ocasión IDASFEST ha realizado su Libro Blanco en función de las respuestas de 6000 encuestados sobre su experiencia con los distintos eventos (tanto online como presenciales con medidas de seguridad) que se han realizado durante la pandemia y hasta día de hoy.

Eventos online: una solución poco popular, pero eficaz

En primer lugar y quizá la más genérica de todas, se encuentra la pregunta sobre si se prefieren los eventos online o presenciales. Era de esperar que hasta un 68% opte por los eventos completamente presenciales y sólo un 5% los prefiere de manera online, siendo el porcentaje restante partidario de un modelo mixto. No hay mucha diferencia de edad entre aquellos que prefieren en su mayoría los eventos presenciales, abarcando edades menores de 20 años y hasta los 49 años de edad. Únicamente cabe destacar que el 13% de los encuestados menores de 20 años prefieren eventos online, siendo el porcentaje más alto relacionado con esta característica entre todas las franjas de edad.

A pesar de la poca popularidad de estos eventos online en cuanto a preferencia, el 80% de los encuestados han asistido a algún evento en streaming durante la cuarentena (un cuarto del porcentaje incluso ha asistido a más de 5 de ellos). De hecho, han sido las personas entre 26 y 29 años quienes han asistido en un mayor porcentaje a más de 5 eventos online.

La sensación de seguridad en eventos de la nueva normalidad

Si bien parece que la comunidad está ansiosa por volver a los eventos como antes, es normal que tras una emergencia sanitaria muchas personas se muestren reticentes a volver a una sala abarrotada en la que hay bastante contacto físico y poca ventilación. En la encuesta realizada por IDASFEST observamos que hasta un 82% se sentiría completamente seguro en un evento de la nueva normalidad, y tan sólo el 18% no se sentiría seguro dentro del mismo. Cabe destacar que los encuestados mayores de 50 años afirmaron en su totalidad sentirse seguro, mientras que entre los menores de 20 sólo el 76% lo afirmaba sin excepción.

IDASFEST además ha registrado una bajada de la asistencia en la venta de taquilla a los eventos programados para la nueva normalidad de un 25%, mientras que la asistencia a eventos online se mantiene por el momento en un 94%.

El uso del Cashless como medida preventiva

La empresa también consultó con sus encuestados cuál era la forma de pago favorita en los festivales, y los resultados muestran que los asistentes ya optan por deshacerse de los formatos de pago físico: hasta el 76% votaron por el pago por pulsera (de forma que se puede cargar dinero en la misma) o cashless, mientras que el 19% sigue eligiendo la tarjeta o el efectivo, y tan sólo un 5% opta por los tokens clásicos de los festivales. Las gráficas también muestran que la mayor parte de los encuestados mayores de 50 años siguen apostando por el método tradicional de pago en efectivo.

#GUÍA: Celebrar eventos en tiempos de COVID-19

Atendiendo a los resultados y viviendo en una era cada vez más tecnológica, es un hecho que la muerte del token está a la vuelta de la esquina. Quizá sea lo mejor puesto que de todas las mencionadas anteriormente, es la forma de pago más contaminante. Además, el pago cashless o mediante la pulsera gana a las demás en comodidad, en control del gasto y en reducción de colas. Por otro lado, en la nueva normalidad el pago cashless puede ser además valorado por funcionar como medida preventiva de contagios, como opinan el 87% de los encuestados por IDASFEST.

Avanzamos hacia una nueva era de hábitos tecnológicos en los festivales

En definitiva, los eventos que se realicen con firmeza en la nueva normalidad serán recibidos de forma positiva por los asistentes, pero también distinta. Sin duda cambiará la forma en la que nos comportamos en las salas. Seremos más precavidos, intentaremos amontonarnos menos, e incluso habrá gente que durante los primeros meses no querrá asistir a los eventos presenciales. Tampoco descartamos que, a pesar de haber entrado en una nueva normalidad, estos se realicen siguiendo una serie de medidas que eviten las aglomeraciones en las salas.

En cuanto a los eventos online, es bastante probable que debido a lo mencionado anteriormente que se mantengan durante un periodo de tiempo tras alcanzar la nueva normalidad, o que incluso se popularicen los eventos mixtos en los que puedas escoger entre asistir presencialmente al evento o disfrutar del mismo en formato online por un precio menor.

Puedes descargar el Libro Blanco de IDASFEST con toda la información en este enlace.

Madrid. Escucho un poquito de todo pero mi corazón se lo ganaron el dubstep y el drum & bass. Protocol, Organization of Events & Corporate Communication.