Instagram Wololo Sound

Las limitaciones de aforo por el coronavirus sacuden el mundo de la cultura

¿Cuándo se va a terminar esto? En otro artículo en nuestra web os hablábamos de las consecuencias del CoVid-19. ¿Cuándo podremos disfrutar codo con codo con nuestros amigos y también con desconocidos de nuestros artistas favoritos? La comodidad y tu espacio personal son cosas muy importantes a la hora de disfrutar un evento. Cuando vas a salas como Pelícano, Fabrik o Bullshit sabes a lo que vas. Tienes claro el espacio, la gente que puede haber y tu plan respecto a esa noche. Ahora bien, si tienes que llevar mascarilla, guantes, respetar una distancia de seguridad, y el aforo es limitado a la mitad o a un tercio… ¿Cuánto afecta eso a tu disposición para ir? A mí me costaría mucho con respecto a eventos de toda la noche de duración. Eventos y festivales para mí serían una opción a descartar de seguro durante todo 2020. Los conciertos son algo distinto, la duración es menor y por tanto, algo más controlable.

¿Estás aburrido? Nosotros te recopilamos los mejores streamings de la cuarentena

La mayoría de eventos que se iban a realizar en los meses de verano, han decidido posponer las ediciones a los meses de otoño, mientras que algunos ya han decidido directamente suspenderlos, y pensar ya en la edición de 2021. ¿Qué haremos cuando eso llegue? Y es que en relación a estos eventos, el aforo es lo más importante. Cada comunidad autónoma toma diferentes medidas según la capacidad que tenga el evento. Como os decía en el anterior párrafo, las comunidades piensan en reducir a la mitad el aforo, otras a un tercio de su capacidad y otras directamente no dejarán celebrar estos eventos. Esto repercute en la relación Evento – Promotor – Trabajadores – Artista, pero también en cómo los asistentes lo disfrutan. ¿Quiénes van? Hay gente que agradecerá la limitación del aforo, por su espacio vital y la distancia. Otros se quedarán fuera por lo mismo. Y algunos perderán esa ilusión de ir al evento por que no sea en su ‘máximo esplendor’. Las mascarillas, los guantes, el pago con tarjeta o con smartphone van a ser ‘obligatorios’ para evitar al máximo el contacto, medidas necesarias pero contraproducentes en un evento como los festivales de julio y agosto. Por ejemplo, en China todas estas medidas ya se han ido tomando en los últimos años. ¿Funcionaria igual en la cultura occidental como Estados Unidos o Europa?

Toda prevención es poca. Pero de verdad, y desde el punto de vista del asistente, ¿merece la pena ir a un evento y no poder disfrutarlo al máximo? Nadie está hablando de pillar una buena, sino de poder disfrutar con tus amigos, tu pareja o hasta con desconocidos de un festival, un concierto o el show de un artista indie en una pequeña sala de tu ciudad de la mejor manera posible. Para mí va a ser un punto y seguido en este sentido. Todos los veranos acudo a 2 o 3 festivales y el resto del año busco fechas para eventos que me atraen, tanto en España como fuera. Este mismo año tengo un viaje a Amsterdam por el ADE, pero ahora mismo la situación nos tiene en vilo. Muchos artistas han confirmado que no acudirán al evento este año, fiestas canceladas, conferencias y conciertos…¿Merece la pena ir a medio gas?

Yo opino que 2020 va a ser un año de pérdidas: los promotores, las marcas y las salas van a perder mucho dinero y los asistentes vamos a tener que esperar mucho tiempo para poder disfrutar de un evento al 100%. Creo que 2020 va a ser un año de planes rotos, de mirar al año siguiente y de empezar de ‘cero’. En 2021 confiamos que la situación esté controlada por completo y podamos volver a bailar con la mejor electrónica ¿Se puede vivir sin conciertos, festivales, cines, teatros y demás eventos? Claro que sí pero ¿De verdad es eso vivir?