Instagram Wololo Sound

Última Hora: el concierto piloto que se iba a celebrar en la Sala Apolo queda aplazado

Ante el repunte de casos de coronavirus que está teniendo lugar en Barcelona, Primavera Sound, la Fundación Lucha contra el Sida y las Enfermedades Infecciosas, y el Hospital Universitario Hermanos Trias y Pujol (Can Ruti) han decidido aplazar el concierto piloto que habían planeado para este mes. Los organizadores consideran que ahora mismo, con el repunte de casos que está teniendo lugar en la ciudad, no pueden arriesgarse a realizar ninguna actividad que pueda “tensionar el sistema de salud innecesariamente”.

El mismo iba a consistir en un show con más de mil personas que se someterían al test de antígenos y PCR antes y unos días después del concierto, y su objetivo se basaba en el estudio de una forma viable de celebrar eventos aún con la existencia del COVID-19 para así poder reanimar el sector. Toda la información sobre el aplazado evento a continuación.

La emblemática sala de Barcelona participará en una prueba que sería decisiva para el futuro de la industria

Una noticia que podría cambiar las cosas para la industria de los eventos y el ocio nocturno. Hasta ahora los espectáculos y fiestas que se han podido realizar se han adaptado a diferentes protocolos, como cambiar su franja horaria, sentar a los asistentes por mesas o dividirlos en zonas sectorizadas. Pero ahora, la Sala Apolo de Barcelona será partícipe de un nuevo experimento que nos devolvería la pista de baile tal y como la hemos conocido siempre.

Se tratará de un concierto piloto que contará con más de mil asistentes. Estos no tendrán que guardar distancia de seguridad, podrán bailar de pie y no habrá restricciones de aforo. ¿Dónde está el truco entonces? Que todos estos asistentes se someterán al nuevo test de antígenos para la detección instantánea del COVID-19 el mismo día del evento, fecha aún desconocida. Detrás de este experimento se encuentra el hospital de Can Ruti, liderado por Bonaventura Clotet Boris Revollo, y que además contará con el apoyo del festival Primavera Sound.

BIME PRO 2020 reunirá a profesionales de la industria para debatir sobre el futuro del sector

Durante los días posteriores al concierto de prueba, se hará un seguimiento intensivo a todos aquellos que asistan, teniendo en cuenta que sólo podrán entrar al concierto aquellos que den negativo en coronavirus en la prueba inmediata. La finalidad del mismo es analizar las interacciones entre los asistentes dentro del concierto y detectar si realmente se ha producido algún contagio durante el concierto. De esta manera, se podrá valorar la eficacia de este nuevo método y de las pruebas antígeno realizadas, además de demostrar que es posible reactivar de nuevo el sector sin correr peligro. No obstante, pese a que durante el concierto los asistentes no tendrán necesidad de permanecer sentados ni guardar la distancia de seguridad, sí que deberán realizar uso de la mascarilla y el gel hidroalcóholico.

Muchos profesionales, como es el caso del presidente de la Associació de Sales de Concerts de Catalunya, Lluís Torrents, consideran que estos nuevos test podrían ser clave para sacar al mundo del ocio nocturno de la situación tan estancada en la que se encuentran. “Sería la primera vez que implementaríamos esta estrategia, por lo tanto no podemos ser laxos en medidas de seguridad. Tenemos que ver si los tests rápidos tienen la misma sensibilidad que una PCR“, afirma Boris Revollo.