No amigos, no es ningún espejismo. Es la llegada progresiva de buenas noticias, tan deseada como necesaria en nuestra escena. Parece que la escena europea por fin está saliendo de este inciso de más de un año y que la sequía de eventos terminará antes de que acabe el año. Ya os hablamos del caso de Francia, que planea tener un verano lleno de eventos al aire libre. Y poco después Bélgica, su vecino de arriba, ha dado los primeros indicios de esperanza de cara a los próximos meses.

Su Primer Ministro, Alexander De Croo, ha anunciado tras la reciente apertura de la restauración que el país podría volver a organizar eventos más grandes en el mes de agosto. Durante el día de mañana, el Comité de Consultas se reunirá para determinar las condiciones bajo las que se tendrían que realizar dichos eventos. Entre ellas, la vacunación jugará un papel determinante, dado que los que no hayan recibido las dosis, deberán someterse a test rápidos cada día. Además, solo los europeos podrían asistir a los festivales y la entrada solo seria posible con entradas anticipadas.

Relacionado: Francia disfrutará de eventos al aire libre durante todo el verano

El ministro de Sanidad, Frank Vandenbroucke, también cree que “deberían ser posibles muchas cosas” este verano, incluidos los grandes eventos. Pero señala que debe hacerse con cuidado: “Bien organizado, con pruebas por adelantado, y con un pasaporte de vacunación”. A pesar de ello, los expertos siguen preocupados principalmente por el carácter internacional de eventos como Tomorrowland o The Qontinent, dos de los más importantes que todavía siguen en pie.

“En agosto, todos los adultos de nuestra Bélgica habrán tenido la oportunidad de vacunarse”, dijo el Primer Ministro belga. “Además, contamos con una enorme experiencia en el sector de los eventos y festivales en nuestro país. Son profesionales que están entre los mejores del mundo”. Habrá que esperar para ver si lo que De Croo dice se puede hacer realidad. Cruzamos los dedos para que así sea, siempre y cuando todo esté en calma y los riesgos de muertes y contagios lo permitan. Aún así, parece que los promotores podrán ponerse de nuevo manos a la obra, por lo menos en shows de menor escala con line-ups reducidos.

Todo lo que tenga bpm altos me llama la atención, pero cualquier tipo de electrónica es bienvenido. Think less, rave more!