Streaming Tomorrowland 2019

El inicio del expediente sancionador a los establecimientos Carpe Diem, Shôko y Pacha responde al incumplimiento de la normativa de protección contra incendios

El gobierno de Ada Colau en Barcelona ha anunciado este lunes a través de un comunicado que el distrito de Ciutat Vella de la Ciudad Condal ha iniciado los expedientes sancionadores de cierre de tres locales de ocio nocturno del Frente Marítimo: Carpe Diem, Shôko y Pacha.

Tinder lanza el #FestivalMode para los festivales veraniegos

Esta acción implicará que las discotecas tendrán que cerrar entre un mínimo de 15 días y un máximo de seis meses para subsanar las deficiencias, que se refieren a vías de evacuación, señalización de emergencia, alumbrado de emergencia y evacuación, así como equipos y sistemas de protección contra incendios.

Las actuaciones están enmarcadas en una campaña de inspecciones que se inició en el pasado mes de marzo para garantizar unas correctas medidas de seguridad y prevención a discotecas y bares musicales.

Quizás te interese: Amazon prepara la mejora de su servicio de streaming con música en alta definición

Los tres locales tienen ahora hasta el 20 mayo para subsanar estas deficiencias. Pero aunque lo hagan, la infracción está calificada como ‘muy grave’ y el hipotético cierre se produciría en julio, si por algún contratiempo los locales siguen abiertos.

Esta no es la primera vez que el distrito ha tenido que actuar administrativamente contra estos establecimientos. En el año 2016 se les notificaron las órdenes de precinto de los equipos musicales porque no se ajustaban a la normativa de terrazas y no evitaban que la música del interior de los locales saliera a la terraza. La intervención municipal finalizó con la ejecución de las medidas por parte de los propietarios de los establecimientos para adecuarse a lo que marca la norma.