Hace unas semanas cinco jóvenes murieron en Tblisi, la capital de Georgia por consumo de drogas y, en un país donde hay tolerancia cero con las drogas y que si te pillan en uno de sus controles rutinarios con un miligramo puedes pasar un mínimo de 8 años en la cárcel, rápido se han intentado buscar culpables para estas trágicas muertes. A raíz de esto, varios grupos de extrema derecha han amenazado a las discotecas de música electrónica de Tblisi acusándolos de ser los culpables de dichas muertes. Desde Bassiani, una de las discotecas más famosas de la localidad, han publicado un post en Facebook el pasado 7 de mayo avisando de las amenazas recibidas y aclarando que dichas muertes no se han producido en ninguna de las discotecas de la zona y que las discotecas tienen controles donde se aseguran de que nadie pueda consumir droga dentro del local. Además han tachado las acusaciones de una persecución contra la cultura clubbing de la ciudad.

Haz click aquí para leer el comunicado oficial de Bassiani

Unos días después de este comunicado, en la madrugada del viernes para el sábado, más de 60 personas fueron arrestadas y Bassiani y Café Gallery, dos de los clubes más importantes de la zona, fueron allanados por policía armada. El propio club Bassiani publicó lo siguiente acerca de los hechos: “El gobierno de Georgia allanó clubes nocturnos en Tbilisi con fuerzas especiales, golpeó a manifestantes pacíficos y arrestó a propietarios de clubes que estaban allí simplemente para expresar su inconformidad. Según una versión oficial del gobierno, tenían como objetivo arrestar a traficantes de drogas, pero es una acusación falsa”

Puedes seguir todas las novedades sobre esta manifestación en el Facebook de Bassiani

Después del allanamientos de los clubes, miles de personas se han manifestado en frente al parlamento de Tblisi donde han montado una auténtica rave en señal de protesta.