Instagram Wololo Sound

Jon Gooch, conocido popularmente como Feed Me, lanza un nuevo EP con Spor tras el lanzamiento de ‘Black Eyed’ hace cuatro años

¡Qué cuatro años tan largos! Los amantes de los sonidos oscuros y contundentes y aquellos que son algo nostálgicos con el drum and bass llevan años echando de menos la figura de Spor. Con muy pocas actuaciones al año y con lanzamientos cada vez que se alinean los astros, Spor ya es considerado por mucho esa leyenda de la escena drum and bass y neurofunk que de vez en cuando vuelve para demostrarle a los niños de hoy en día la originalidad, técnica y maestría de las producciones al estilo de la vieja escuela.

Tras el lanzamiento de su último EP ‘Black Eyed‘ en 2016, Spor vuelve hoy en su sello Sotto Voce con ‘Anachronic‘, un nuevo EP de seis temas que nos transporta directamente a otra época, por lo que podemos entender que se llame así. Ya pudimos disfrutar de este EP con el episodio de UKF On Air en el que Spor nos deleitaba con un auténtico show audiovisual y nos enseñaba aún más música que está por salir y que ojalá pudamos disfrutar en este año.

Lejos de los rollers, el sonido melódico dancefloor y el típico neurofunk basado en sonidos y percusiones sacados del mismísimo infierno, Spor nos demuestra en este EP cómo sonidos oscuros y contundentes pueden convivir en perfecta armonía con melodías, intros cinemáticas y baterías de percusiones que se alejan de lo convencional. Temas como ‘Cohesion‘ se acercan algo más al neurofunk bestia que solemos escuchar hoy en día, pero otros como ‘In Rixa‘ o ‘Your Mind Is Like Water‘ juegan con todo tipo de elementos que, en teoría, no van de la mano con el sonido neurofunk y, sin embargo, encajan a la perfección.

En cuanto a sonidos más melódicos, ‘Count My Blessings‘ pone un cierre perfecto con un drum and bass melódico que nos recuerda a aquellos trabajos de hace una década por parte de artistas como Pendulum o The Qemists, con influencias del rock e instrumentos musicales sonando casi en todo momento.

Podemos estar hablando sin miedo a equivocarnos de uno de los mejores EPs de drum and bass (si no el mejor) de lo que llevamos en 2020. Y simple y llanamente volviendo a las fórmulas y estilos de producción del pasado. Disfrútenlo de principio a fin.