Instagram Wololo Sound

Raveart y Kritikal unieron fuerzas para crear un Winter Festival que en 2020 y diez años después, logra su edición más multitudinaria

El pasado sábado cubrimos nuestro primer evento de breakbeat y drum and bass, ¡y menuda experiencia! Winter Festival, uno de los eventos más llamativos de las últimas décadas en Andalucía y creado por Raveart, desmostró que en 2020 sigue siendo referencia del sonido breakbeat, y ahora de drum and bass, en todo el país. La unión de Raveart con Kritikal ha demostrado ser todo un acierto, uniendo algunos de los mejores nombres del drum and bass y el breakbeat en los últimos años en una edición que ha superado los más de 4.500 asistentes. Pudimos comprobar de primera mano lo que es el fenómeno del breakbeat en Andalucía, que parece estar más vivo que nunca, y cómo el drum and bass volvió a llenar un escenario a base de musicón.

La escena andaluza: Rasco habla sobre el breakbeat en Andalucía

El evento se celebró en el Complejo Embrujo de Las Gabias (Granada), un lugar idóneo en el que eventos como Circus Nation se han celebrado en los últimos meses. La amplitud del recinto permitió organizar el festival de la mejor manera posible, con tres escenarios divididos en breaks actual, breakbeat retro y drum and bass, siendo el primero de ellos cubierto y con una capacidad de alrededor de 2.000 personas y los otros dos al aire libre. Buena cantidad de baños en numerosos sitios, food trucks a buen precio, zona de descanso… El personal organizó muy bien cada aspecto del evento: la entrada y salida, el guardarropa y sobre todo los buses, que pese a quedarse cortos a cierta hora de la tarde reforzaron el transporte desde el centro de Granada en cuestión de minutos. Estos detalles suman, y mucho.

WINTER 2020

Pero vayamos al grano. Y es que, pese a que pasamos la mayoría del tiempo en el drum and bass, tuvimos que comprobar de primera mano cómo se vivía el breakbeat en un evento de este calibre. Y menuda locura. Pudimos ver a artistas de la talla de Colombo, Damian en su vs con Prody, Agresivness y muchos más hacer bailar a la gente de una manera que en pocos eventos se puede ver. Un público entregadísimo en cada una de las sesiones, ya fuera de sonido más clásico como Plump DJs, Freestylers junto a Ragga Twins o DJ Man. Desde las 16:00 y hasta prácticamente el amanecer, Embrujo se llenó hasta los topes de amantes de los sonidos rotos, llenando cada escenario en su totalidad durante prácticamente todo el evento.

Lo del breakbeat en Andalucía es algo insólito. Desde el primer momento en el que pisamos el festival, pudimos comprobar lo fuerte que está arraigada la cultura de este sonido en el sur de España. Pudimos comprobar de primera mano por qué se consideran a Winter y Summer Festival eventos históricos. La pasión del público parece seguir intacta tras varios años en los que el breakbeat, de algún modo u otro, decayó. ¿Pero cómo podemos pensar que el breakbeat está de capa caída tras un evento así? Lo que pudimos ver el sábado pásado nos dejó absolutamente boquiabiertos, con un público entregadísimo y lleno de gente joven que parece empaparse cada vez más de los ritmos rotos y que componen una generación que parece amar el breakbeat y el drum and bass a partes iguales. Este es el camino.

En cuanto al drum and bass, pudimos disfrutar de algunas de las mejores sesiones de artistas que ya hemos visto alguna que otra vez. Artistas nacionales como Oto, que volvió a demostrar una vez más que tiene más clase que una universidad con una hora exquisita, o Loop Stepwalker a base de neurofunk clásico y crossbreed volvieron a demostrar que poco tienen que envidiar a artistas de fuera. Otros como Neoh, quién basó su sesión en el sonido neurofunk o deep más serio, Frannabik apostando por la variedad y el sonido techstep o Juno demostrando una vez que es el artista idóneo para un cierre de neurofunk nos volvieron a enseñar la enorme calidad que atesoramos en Andalucía. El jungle también estuvo presente de mano de artistas como Fak Scratch, Boombass Brothers o internacionales como Serial Killaz.

En cuanto a los artistas internacionales de drum and bass, algunos nos dejaron algunas de las mejores sesiones que hemos podido escuchar de ellos. El caso más llamativo es el de Audio, que demostró ser todo un animal a los platos y nos dejó el mejor neurofunk posible en la hroa y media más frenética que recordamos en nuestros últimos eventos de drum and bass. The Prototypes nos dejó una sesión que esperábamos, llena de temas de puro dancefloor drum and bass y apostando por sonido neurofunk y jump up del más cañero a partes iguales.

Otra de las grandes sesiones, si no la que más, de todo el festival llegó de parte de El Hornet, el DJ de Pendulum que nos hizo bailar al máximo durante una hora y media repleta de los clásicos de la banda neozelandesa al mismo tiempo que optaba por el mejor sonido actual. El sonido dubstep y electro de Knife Party estuvo presente con algunos temas, pero Hornet apostó al 100% por el drum and bass en una sesión apoteósica. En contraste a Pendulum, Macky Gee hizo un auténtico esperpento de sesión. Sin estructura fija y con unas mezclas que no tenían ni pies ni cabeza, el bassline, el dubstep y sonidos comerciales e incluso remember se colaron en la sesión del artista, que pese a ello tuvo el jump up como eje principal. Una sesión caótica y sin sentido, pero entretenida. Por último y justo antes del cierre de Juno, The Upbeats demostraron una elegancia tremenda en una sesión repleta de sonido techstep y del neurofunk de la nueva escuela cuyo sonido nos vuelve locos. Artistas como Proxima, Buunshin, IMANU y muchos más fueron partícipes de una sesión en la que pudimos ver la mejor faceta posible en directo de The Upbeats: lo mejor del sonido neurofunk actual junto a clásicos como ‘Omnivore‘, ‘Dustup‘ o ‘Say Go‘.

Sin duda, Winter Festival fue uno de los eventos del año en Andalucía. Empaparse de drum and bass ha sido un absoluto acierto tanto para los amantes del breakbeat como del drum and bass. Esperemos que sigan esta línea y que toda Andalucía descubra que, con estos géneros tan unidos, puede llegarse a todas partes.