Instagram Wololo Sound

En nuestro nuevo capítulo de La Otra Escena tenemos como invitada a Luka de Blas, Project Manager de la marca Crow Techno Club, que tiene su casa en la sala LAB Madrid. La joven madrileña comenzó a los 18 años en la escena, trabajando de stage manager y de listera para varios clubes de la capital. Su ascenso le llevo a trabajar en festivales como A Summer Story y ahora a sus 25 es la directora de uno de los proyectos más ambiciosos en cuanto a techno de nuestro país.

Wololo Sound: Hace muy poco, Crow ha cumplido ya tres años. Volvemos al comienzo, ¿cómo nació Crow?

Luka de Blas: En sus inicios el proyecto no comenzó a mi cargo, fue a partir de la segunda temporada; la primera la desarrolló otra persona. Por eso hay bastante diferencia en propuesta artística entre el primer año de Crow, a lo que después conseguimos desarrollar.
Yo sin embargo sí trabajaba en la sala, pero como stage manager y coordinadora de logística artística y producción. Se puede decir que estuve desde sus inicios, pero de maneras diferentes.


WS: Actualmente, ¿cuánta gente está involucrada en este proyecto?

LB: Crow forma parte de LAB Madrid, por lo que todo el equipo de dirección de la sala estamos involucrados en él en mayor o menor medida. El director de la sala, Jose Luis Calvo, es quien me dio la oportunidad de poder desarrollar este proyecto; y cuento con compañeros como Jose Luis Magoya, quien con JLC crearon Deep hace años, de los cuales aprendo y me ayudan a saber tomar las decisiones adecuadas. Me siento muy respetada y respaldada por ellos. Al final, la sala LAB Madrid no solo es Crow; aunque sea ahora mismo una de las marcas con más trayectoria dentro del proyecto de la sala por ahora.
También contamos con un equipo de marketing de la empresa, que se ocupa del diseño de artworks, redes sociales y montaje de video.


WS: Lleváis tres años haciendo vuestras fiestas en la sala LAB, en la Estación de Chamartín. ¿Cómo empezó la relación con la sala? ¿Tenía más posibilidades de elección al comienzo de vuestro trayecto?

LB: Mi relación con la sala comenzó hace más de cuatro años, justo cuando volvió a abrir sus puertas. Me llamaron para ocuparme de la logística artística y producción de los eventos, y de ser la stage manager de la sala. Yo llevaba años desarrollando estos puestos en otros proyectos como festivales y clubs más pequeños, pero siempre centrada en la “escena” del Techno.
No había más posibilidades de comienzo ya que la marca es parte de la sala, como ya os he comentado, y estoy muy agradecida de que me hayan dado la oportunidad de poder trabajar en un lugar tan emblemático para la industria de la música electrónica como es la antigua sala Macumba.


WS: Cuando toda esta situación se calme, ¿habéis pensado en hacer eventos en una ciudad que no sea Madrid?

LB: Siempre hay opciones de hacer crecer la marca, pero seguramente antes de hacer un tour pensáramos en un formato más XXL dentro de la misma capital. Madrid nos gusta y lo controlamos. No sería buena idea no exprimir al máximo las posibilidades que nos da esta ciudad antes de movernos a otras.


WS: Hablemos de techno, actualmente podemos decir que el estilo está en una gran forma, con una gran influencia rave: break, trance, gabber…. ¿Hacia dónde creéis que se dirige el género? ¿En qué momento creéis que se encuentra el panorama techno internacional?

LB: No me gusta, sinceramente, hablar del gabber dentro del techno. Entiendo perfectamente lo que me dices porque muchos artistas que se posicionan dentro del “Techno” ponen en sus sesiones temas de hardcore, trance, gabber, y demás estilos que: no forman parte del Techno. Hay que saber llamar las cosas por su nombre.
Quizás esta posición es un poco “purista” para determinadas personas, pero yo creo que es necesario saber de lo que hablamos. Eso no es Techno. Puede ser divertido, puede ser innovador, puede encajar en un cierre; pero no es Techno.
Es más, en todo caso se han aprovechado del Techno y su auge para comenzar a pinchar otras cosas que no tienen nada que ver con él. Y eso que yo defiendo la diversidad de géneros, las sesiones eclécticas, salirse de la norma… pero hay que tener claro qué es cada cosa. Esta tendencia más “hardcore” viene de Holanda sobre todo. Allí es muy común escuchar este tipo de estilos, es muy característico de ellos.


WS: ¿Y Madrid? ¿Y nuestro país? Vemos cantidades de salas apostando por ritmos más rápidos y contundentes, ¿veis a un público cercano a este estilo? ¿Se podría llegar a crear una movida actual madrileña a ritmo de techno?

LB: Me sorprende que me preguntes si se podría llegar a crear una “movida madrileña techno” porque ya existe desde hace muchísimos años. Quizás ahora mismo está en un momento más interesante y llamativo para gente más joven de la que realmente suele interesar el Techno, pero la movida Techno en Madrid lleva existiendo desde finales de los 80 y principios de los 90. No nos olvidemos, aunque ahora esté en un buen momento, el trabajo que han hecho clubs como Soma, ATTICA, Specka, Family Club, Van Vas, Epsilon o artistas como Cristian Varela, Oscar Mulero, DJ Muerto, Xpansul, Pelacha, DJ Pepo.
Para entender lo que somos ahora, hay que saber de dónde venimos, y saber valorar el trabajo de tanta gente durante tanto tiempo. Si el Techno ahora existe en Madrid, no es solo por moda: es por el sacrificio de tantísima gente y clubs que no han dejado que muriese ni en sus peores momentos.


WS: Vuestros carteles se llenan de artistas muy destacados, tanto nacionales como internacionales. ¿Podríais decirnos cuál es el mejor recuerdo que os ha dado Crow?

LB: Mis mejores momentos en el club siempre han sido compartir lo que hago con la gente a la que quiero. Noches como la de Regal, el cual es uno de mis mejores amigos desde hace años y al cual quiero y respeto a partes iguales; poder compartir noches muy importantes en mi carrera como la de DVS1 y el Live de Planetary Assault Systems con Roll Dann, el cual es mi DJ residente y amigo, y una de las personas con más proyección que conozco de Madrid; o los 20 años de Exium, a quien tengo un cariño especial y compartimos una manera de pensar y política de trabajo basada en la lealtad. También guardo muy buen recuerdo de la noche de I Hate Models y Hector Oaks, para mi fue muy especial a nivel musical y de calidad humana.
Muchas veces, aunque tengas un buen line up, un sold out, o hayas trabajado muchísimo: hay algo que no encaja en el ambiente y la energía. Soy una persona muy intuitiva. Para mi es importante que desde el escenario, mirando a la pista, la gente esté bailando y que la energía sea buena. Sentir algo. Ese momento para mi es el más importante: sentir que la música y el público están encajando.


WS: La situación creada por el COVID-19 ha hecho que cantidad de eventos se cancelaran, ¿qué es lo que Crow nos tenía preparado en estos meses?

LB: Nosotros trabajamos casi a año vista, así que en marzo ya teníamos cerrada toda la temporada. Muchos artistas ya estaban anunciados y muchos era su debut en España: Ben Klock, Oscar Mulero, Cassegrain, Montero, Anetha y Randomer, Roll Dann, Airod, TRYM y el Live de Rikther. También contaba con artistas locales como _asstnt, Shdw Hrym o BLTRX.
Lo que nos quedaba por anunciar seguía esta línea: grandes headliners, debuts en España y B2B exclusivos, alguno que se realizaba por primera vez en la historia de la música electrónica.


WS: Cómo promotora que eres, ¿cómo te sientes ante la situación en la que nos encontramos? ¿Cómo crees que vamos a salir de esto? ¿Qué medidas llevarías a cabo si la situación estuviera en tus manos?

LB: Nunca hay mal que por bien no venga. Obviamente sería una hipócrita si te dijese que estoy contenta, porque no lo estoy: estoy muy triste en realidad de ver cómo nuestro gobierno está dando de lado totalmente a una industria y un sector que sostiene a tantas familias y que genera tantos trabajos en nuestro país. Pero quitando mi descontento político y el desamparo en el que nos encontramos, este parón por culpa de la crisis del coronavirus espero que nos traiga mucha música, muchos nuevos proyectos, y que mucho farsante se quede por el camino. También les deseo mucha suerte a todas las personas que luchamos por nuestra pasión y que aguanten el tirón como puedan.
No sé cómo saldremos de todo esto, pero tengo claro que por mi parte mi intención tras la crisis será enviar un mensaje de apoyo nacional a todos los artistas desde Crow. Ya contábamos con esa política de trabajo, pero pretendo acentuarla. Hay que apoyarnos.


WS: Recordemos las declaraciones del ministro de Cultura José Manuel Rodríguez Uribes en las que de forma indirecta excluye al ocio nocturno del sector espectáculos como tal. ¿Qué opinas sobre esto? ¿Por qué el clubbing es cultura? ¿Cómo podríamos conseguir que las altas administraciones lleguen a este pensamiento?

LB: No me sorprende, la gente no nos entiende. Somos una cultura “underground” y eso significa que hay personas que no son capaces de entenderla. La gente tiene miedo a lo que no entiende o no conoce, así somos. El cambio de mentalidad viene por parte de ellos, nosotros no somos una cultura tan diferente a la del “rock”. Sin embargo, siempre hemos sido un ambiente muy criminalizado. Ojala empiecen a ocupar los espacios públicos y políticos personas con una cultura artística más variada y fuera de la norma, y que gracias a esas personas se nos dé el lugar que merecemos.
No hay ministros de cultura con menos cultura general que los que ha tenido este país.


WS: Recientemente también se ha anunciado la posibilidad de abrir los clubes y salas de fiestas como restaurantes. ¿Qué te parece esta medida? ¿Te imaginas comiendo en Crow con SNTS de fondo sonando?

LB: Sinceramente, si esta fuese la única solución viable para los clubs o discotecas, no sería bajo el nombre de Crow. Tampoco hemos abierto en el momento que han dejado con distancia social y en reservados de 10 o 5 personas: el Techno no es eso.
El techno no es distanciamiento social, no son reservados por la pista; el techno es salir solo y encontrarte con la gente que va cada viernes al club, es sudor, pista de baile… Nos preocupa nuestro público y nos estamos tomando muy enserio todo lo que está pasando. Entendemos que otras promotoras han visto un “hueco” al que acceder al mercado ya que no tenían ningún tipo de competencia y lo han aprovechado, pero nosotros no estamos en esa situación ni tenemos esa necesidad. Nos importa ser fieles a lo que representamos.


WS: Y para acabar, ¿qué llamamiento a la responsabilidad mandarías a los seguidores de Crow cuando vayan a la reapertura de Crow? ¿Por qué crees que el público debe poner su granito de arena para que el clubbing vuelva más fuerte?

LB: La responsabilidad en Crow siempre debe ser por nuestra parte, nuestro público simplemente tiene que venir a disfrutar de lo que nosotros organizamos.
Lo único que debería hacer el público es valorar más la escena de la que disfrutan. La escena de la que ya hemos hablado que existe. No tenemos nada que envidiar en cuanto a calidad de proyectos a ningún otro país de Europa, pero a veces siento que no nos valoramos lo suficiente. Eso es muy típico en España: valorar más lo de fuera, que lo de dentro. Creo que así podrían cambiar muchas cosas.