Viernes, 3 de julio de 2015. Playa de Aterro, Matosinhos. Es la fecha y el lugar elegido para celebrar la octava edición del exitoso festival portugués EDP Beach Party, organizado por la Radio Nova Era.
Con nombres como Swedish House Mafia, Avicii, David Guetta, Axwell o Tiesto en sus anteriores ediciones y otros como Steve Angello, Dimitri Vegas & Like Mike, Dyro o Yellow Claw en esta, no cabía duda de que iba a ser un evento sin igual al cual acudiría una gran cantidad de público, y así fue. Con una asistencia de unos 60.000 espectadores durante ambos días, el lleno absoluto llegó de la mano de Dimitri Vegas & Like Mike el viernes y de Steve Angello el sábado. 
Llegamos al mediodía a Oporto, y entre que dejamos las cosas, comimos (francesinha, plato típico de allí) y descansamos un poco nos dieron las 18:00, momento en el cual nos dirigimos a la Avenida de los Aliados (donde se sitúa el ayuntamiento) para coger el bus que nos llevaría camino del festival. Un bus que entre la media hora que tardó en llegar (se acabaría de ir el anterior, suponemos) y lo que tardamos en llegar al festival (un atasco bastante importante el que había en las carreteras portuguesas el viernes por la tarde) nos dieron las 19:00 cuando vimos por fin la playa de Aterro, en la localidad de Matosinhos, y las miles de personas que allí se encontraban sacando los tickets y en la pista central disfrutando de la música.

Recogimos las acreditaciones rápidamente y nos dirigimos a la zona de prensa, donde nada más llegar nos dieron instrucciones y nos llevaron al espacio que tenía la radio preparado para hacernos una entrevista improvisada en directo para Radio Nova Era. Allí conocimos a todo el equipo de la misma desplazado al festival, gente muy amable y cercana que no dudó en ayudarnos e incluso hacerse una foto con nosotros. 

Una vez reconocido el terreno nos dirigimos escaleras abajo hacia una posición más cómoda y cercana para seguir el festival, sobre la típica pasarela de madera que podemos ver en las playas. Allí disfrutamos de los últimos minutos del set de Digital Milita, que harían un warm up bastante subido de BPMs para lo que estaba por venir. 
A las 21:00 en punto pasaron por nuestro lado camino del escenario Harry y Jonnie, los chicos de Third Party, los cuales dieron el relevo a los portugueses en un escenario digno de película, a la orilla de la playa y con el sol reflejado sobre el agua, en plena puesta de sol. Iba anocheciendo y el escenario cada vez era más espectacular, con lásers, proyecciones en pantalla, paneles LED, cientos de focos y chorros de humo que soltaban en cada drop. Todo esto unido a un set espectacular de los ingleses en el que sonaron temas como ‘Reload vs ID2’, ‘Faded vs Everyday of my Life’, ‘Payback’, varios de sus nuevos temas: ‘Collide’ y ‘Alive’ así como alguna que otra ID por estrenar.
El reloj marcaba las 22:30 y, aunque nadie quería que este set terminara, el simpático dúo tuvo que dar el relevo a Ummet Ozcan, el cual abrió con ‘Revolution’ y supo combinar bien en su set big room con temas más vocales y comerciales. Nosotros tuvimos que poner rumbo al ‘Green Room’, que era el nombre que le dieron a la zona de descanso de los artistas, donde tuvimos el placer de entrevistar a Third Party. Dos chavales de lo más majos que nos contaron muchas cosas acerca de su ‘temporada de retiro’, de sus nuevos temas y alguna que otra cosa interesante a la que nos contestaron gustosamente. 
Salimos de charlar con los ingleses y nos encontramos de frente a Dimitri Vegas & Like Mike, los cuales llegaron en ese momento y estaban acomodándose en su camerino. Un Like Mike sonriente nos saludó tímidamente desde la puerta del mismo. 
Después de cenar algo pusimos rumbo a nuestra posición de trabajo para ver los últimos minutos de Ummet Ozcan, mientras que los belgas situados en el podium de los TOP 100 DJs ya bajaban por la pasarela de acceso al escenario, y el público los jaleaba y enloquecía. Nosotros nos dirigimos al foso para grabar bien de cerca la intro de estos dos, una intro bastante espectacular y colorida con ‘The Hum’ como protagonista que rompió con el famoso ‘Deep Down Low’ para dar paso a ‘Tales of Tomorrow’, al tiempo que Like Mike se acomodaba en su particular posición (encima de la cabina) micro en mano y ya animaba a las miles de personas que se encontraban sobre la arena de la playa de Aterro.
Numerosos ‘drops bigroomeros’ acompañados de vocales de todo tipo como ‘Stay the Night’, ‘Sweet Dreams’, ‘Cool’ o ‘If I Loose Myself” caracterizaron el set de los belgas, en una playa llena hasta la bandera, que no alcanzaba a ver el final del público desde el escenario. Excepcional show el que hicieron para delicia del público, cuyo momento cumbre fue sin duda el protagonizado por ‘The Hum’, donde todo el mundo coreó el popular himno con el golpe en el pecho y saltó como si no hubiera mañana durante el drop. No estuvieron solos, sino que Ummet Ozcan les acompañó durante gran parte del set. 
Algo más de un hora de set que dio para mucho y llegó el turno de los italianos VINAI, en un set habitual en ellos, que a la gente parece que le gustó, aunque nosotros nos reservamos nuestra opinión. Llegó el momento de volver al ‘Green Room’ donde el ahijado de Hardwell, Dyro, nos esperaba para nuestra entrevista. Una entrevista que entre el elevado volumen y los fuertes drops que allí retumbaban no nos dejaron realizarla tan bien como hubieramos deseado, pero de la cual salimos con varias respuestas interesantes. 
Tras VINAI y con el frío de la noche portuguesa (si, frío, habéis leído bien) Dyro hizo aparición por el escenario del Beach Party, para alegría de la mayoría de los asistentes. Con una intro en la cual su nuevo tema ‘WOLV’ fue el protagonista y unas visuales bastante buenas, el holandés dio inicio a un set puramente electro, el cual no dio respiro al público que no paraba de saltar. Posteriormente Yellow Claw hizo las delicias de las miles de personas que aún aguantaban en la playa, el cual no fue nuestro caso ya que decidimos retirarnos a descansar después del viaje y el frío que allí hacía.

Llegó el sábado y con él las grandes actuaciones, para nuestro gusto, del festival. Era día de visitar Oporto y degustar su gastronomía lo que hizo que llegáramos al festival pasadas las 21:00 con Club Banditz en el escenario. Dos chicos portugueses que hicieron un set bastante equilibrado y parecido al de sus compatriotas de Digital Militia, el cual serviría de warm up para las grandes actuaciones de la noche que estaban por venir.

22:30 fue la hora que todos estábamos esperando (nosotros con especial interés). Con un cielo totalmente oscurecido, un viento frío y una pista (o playa) prácticamente llena, el dúo holandés de moda, Sunnery James & Ryan Marciano, hizo su aparición en el escenario. Comenzaron con una intro en la que sonó un mashup de ‘Sweet Dreams’ con ‘S.O.T.U’, cortesía del señor Nicky Romero, para después dar paso al exitoso ‘Ori Tali Ma’ de Sander Van Doorn. Tras este gran comienzo de set pudimos disfrutar de su sonido característico, una mezcla de house y progressive con mucho groove y ritmos tribales con temas como el remix de Kryder a ‘Treasured Soul’, ‘Valodja’, el remix de Jewelz & Sparks a ‘Devotion’, su último tema ‘Karusell’, el nuevo tema de Sander Van Doorn, ‘Oh Amazing Bass’, ‘Triton’ y muchos más del estilo. Una sesión impresionante, de las mejores del festival en nuestra opinión, que no nos dejaron parar de bailar. Tras su actuación tuvieron el detalle de acercarse hasta nuestra posición para sacarse fotos y firmar autógrafos a la prensa que allí nos encontrábamos, lo que muestra su grandeza tanto dentro como fuera de la cabina.

Era el turno de AN21, y el sueco venía con muchas ganas, como así demostró sobre el escenario. Comenzando con dos de sus collabs con Max Vangeli, ‘Swedish Beauty’ y ‘Glow’, continuó con una línea progressive house alternando temas más melódicos como ‘Zonk’, ‘Nobody to Love’, ‘Pjanoo’ o ‘Lift’ con otros más vocales como ‘Tokyo by Night’, ‘At Night’, ‘Beautiful Now’ o ‘Younger’. Una sesión muy completa que nos gustó mucho y que estuvo a la altura de las circunstancias como predecesora de la actuación estrella de la noche, la de Steve Angello.

Las fuertes medidas de seguridad tomadas por los agentes de seguridad allí presentes presagiaban lo que estaba por venir. El dueño y señor de uno de los mejores sellos del mercado, Size, hacía acto de presencia en la pasarela que conducía al escenario. Ataviado con una chaqueta negra y una bufanda, el sueco nos saludaba a su paso por nuestra posición, para dar paso a una espera interminable mientras que los técnicos preparaban el set-up.

Por fin comenzó la intro y Steve Angello apareció en el escenario saludando a todo el público que se había congregado para verle. Una intro con un sonido épico y una puesta en escena espectacular que culminó con las vocales del mítico ‘Show Me Love’ para después romper con ‘Collide’ de sus amigos y compañeros de sello Third Party, los cuales se encontraban en backstage disfrutando de la actuación. Lo que ocurrió después es muy difícil de explicar con palabras, es pura magia. Un set que nos transmitió mucho sentimiento y en el que sonaron auténticas joyas como ‘Go vs Antidote’, ‘Insomnia’, ‘Silence’, ‘ID2 vs Reload’, ‘Tell Me Why’, ‘SLVR vs The Island’, ‘Children of the Wild’ y varias IDs como la que puso para cerrar, que por cierto tiene una pinta impresionante.

Fue la actuación de la noche y de todo el fin de semana. Una actuación estelar que dejó a todo el mundo impresionado y con la boca abierta, y es que el sueco no dio ni un momento de respiro. Nada más finalizar el set tuvo un bonito gesto con el público y bajó al foso a saludar y hacerse fotos con los afortunados que se encontraban en la primera fila, al igual que hizo después con el tropel de gente que nos agolpábamos en la zona de prensa, presos de un gran despliegue de seguridad.

Tras él llegó el turno de los canadienses DVBBS, que con su ritmo electro house contundente continuaron la fiesta para aquellos que decidieron quedarse. Hora y media después R3hab pondría el broche final a este espectacular festival.

En resumen, un fin de semana plagado de música y grandes actuaciones en un emplazamiento sin igual. Una organización excepcional que no cometió ni un solo fallo a destacar (ya que el frío predominante en la noche portuguesa y la falta de previsión a la hora de hacer la maleta no podemos achacárselo a ellos 🙂 ), todo perfectamente planteado tanto para el público asistente como para la prensa que allí nos congregamos y una gente muy cercana que, aunque con problemas para comunicarnos debido al idioma, supo entendernos, atendernos y tratarnos de forma exquisita.

Queremos dar las gracias a Lénia, Sílvia, Miguel y a todo el equipo de Radio Nova Era por la oportunidad que nos han brindado y el trato excelente que nos han ofrecido. Estamos seguros de que el año que viene volveremos a contaros el Beach Party desde primera línea!

Podéis ver nuestro álbum de fotos del festival aquí.