¿Eres de los que se emociona escuchando Café del Mar mientras sale a correr? ¿O con Moby mientras das un paseo con los auriculares? Existen esas canciones que nunca dejan de escucharse y al paso de los años se van convirtiendo en clásicos, y que, además, tienen el poder de no dejarte indiferente y emocionarte. El pasado viernes 4 de junio Wololo Sound tuvo la oportunidad de asistir a Maestro Live Show, un espectáculo donde el hilo conductor del show son los remembers de la música electrónica pero con un valor añadido: el DJ va acompañado de una orquesta sinfónica

Este año el Cruilla vuelve a apostar por una edición en formato reducido después del éxito que tubo en la anterior edición 2020. No es una decisión fácil teniendo en cuenta que seguimos en pandemia, una gran parte de la población sin vacunar y la industria musical parada. Aun así, con el objetivo de reactivar un sector afectado por el covid19 y aportar un poco de ritmo a este verano, durante todo el mes de junio el Cruïlla XXS trae una amplia oferta de eventos y Maestro Live Show es uno de los shows acogidos en su programación y al que Wololo Sound ha podido asistir. 

¿Quién dice que la música electrónica y la música clásica no pueden ir de la mano? Artistas como Ólafur Arnalds, Niklas Paschburg o HVOB han fusionado en sus producciones estos dos géneros músicales tan opuestos pero que encajan tan bien. Rara vez tienes la oportunidad de ver esta mezcla de estilos en directo, donde el eclecticismo y el vanguardismo de la música dance se mezcla con la delicadeza y la belleza de la orquesta sinfónica.

Después de haber actuado en emblemáticos espacios como el Teatro Real de Madrid o el Liceu de Barcelona, Maestro, el espectáculo creado por FlaixStudio, celebró su décimo show en el Cruïlla, dejando a todo el público boquiabierto a medida que los temas iban transcurriendo. Cuando entramos en el recinto veíamos asistentes de todas las edades, des de grupos de jóvenes que iban a disfrutar (de una forma muy pero que muy original) de todos esos temas que solían escuchar en el iPod cuando eran pequeños, hasta gente mayor que iba a tener una oportunidad más de bailar todas esas canciones que solía bailar en el dancefloor cuando salía de fiesta y que ahora ya no suelen sonar. 

Entramos al recinto y el evento cumplía con todas las medidas organizativas de prevención, así como el uso de la mascarilla, las localidades numeradas y la distancia social mínima, con lo que no era necesario presentar la prueba negativa en Covid-19 para acceder. Todo el mundo con la entrada en mano buscaba su sitio, algunos situados justo en frente del escenario y otros colocados en las gradas del Estadi Olímpic de Monjuïc, mientra un sonido que recuerda al del movimiento del universo y de los planetas sonaba de fondo. Una vez todos sentados, empieza el espectáculo. La gente estaba quieta, expectante de lo que iba a suceder. ¿Qué mejor tema para abrir el show que One de Swedish House Mafia? Y es que la emoción del público se podía palpar, no todos los días puedes ver los grandes hits de la electrónica acompañados y reinterpretados por piano, arpas, violoncelos, trombones y clarinetes. Además, súmale que para la gran mayoría esa fue el primero gran evento al que asistían después de casi 1 año y medio sin conciertos ni shows musicales. 

El espectáculo, dirigido por Xavier Escolano, orquestado por Marc Timón e interpretado por la Guiorquestra, repasó a lo largo de casi 2 horas y media que duró el concierto, los últimos 30 años de la historia de música dance y con unos visuales con la respectiva estética clubbing de cada época musical que sonaba. Éxitos de Daft Punk, Laurent Garnier, Eric Prydz, Bob Sinclair, Derrick May, Robert Miles o Faithless fueron escuchados en clave sinfónica haciendo bailar a todos y cada uno de los asistentes de Maestro. Algo que nos sorprendió fue la maestría en la reinterpretación de todos los temas, pues la habilidad que había en darle la vuelta al estilo sinfónico era realmente sorprendente. Y es que el reparto musical era muy diverso, todos los subgéneros de la electrónica tienen cabida en el espectáculo: desde los 80’s y 90’s hasta el house, techno, euro beat, downtempo, garage, EDM, French house e incluso la makina. ¿Flying Free en sinfónica? Sí, sí… Así te lo contamos. ¡Ver para creer! 

Cuando la última canción terminó y las luces se apagaron, la gente aplaudía y pedían más, nadie quería que el espectáculo terminara. Pero como bien se sabe, todo lo bueno acaba así que todos esos nostálgicos y buscadores de experiencias rompedoras que bailaron durante las 2 horas y media, tendrán que esperar a que Maestro vuelva a abrir sus puertas una vez más y nos vuelva a llevar por un viaje en el tiempo.

En el backstage de Maestro, Wololo Sound tuvo la oportunidad de hablar con Xavi Escolano, cabeza pensante y director creativo del proyecto Maestro, y hacerle algunas preguntas para que nos explique un poco más sobre este espectáculo tan singular. 

WS: Buenos días Xavi. Primero de todo grácias por atendernos en Wololo Sound. ¿Nos podrías contar un poquito más sobre como surgió el concepto de Maestro Live Show?

Xavi Escolano: En 2017, me llamó el propietario de Flaix, Carles Cuní, para que le ayudara a crear un año de activaciones dedicadas a celebrar el 25 aniversario de FlaixFM, de la que hace muchos años fui parte activa como locutor. Para mí fue como volver a los 20 años, pero con la experiencia de los 20 siguientes! Esos meses lo pasamos en grande. Monté una reunión con los locutores de la radio actuales para que me contaran que les haría ilusión hacer y obtener algunos inputs. Surgieron varias ideas, entre ellas un festival, que finalmente no vimos claro realizar por el precio que tenían los posibles cabezas de cartel en ese momento debido a los altos estándares tarifarios del mercado EDM americano, que en aquella época estaba dando sus últimos coletazos. En esa reunión, uno de los DJs, Sergi Domene, me preguntó si había visto el espectáculo de Pete Tong, por supuesto le dije que sí, y le comenté que también había visto versiones anteriores de Dj con sinfónica, como la de Laurent Garnier, Jeff Mills o la de Paul Van Dyk, entre otras. Quisimos traer a Pete Tong y la Ibiza Classics, pero nos pidieron más dinero del que teníamos para el evento.

WS: Buenas referencias. ¿Y entonces?

XE: Entonces le dije a Carles, “con bastante menos de lo que nos han pedido los ingleses nos lo hacemos nosotros a nuestra manera”. Carles me miró y supe que teníamos luz verde para la aventura. El Ibiza Classics tenía un aire para nosotros muy británico y yo ya había hecho algo parecido hace unos años para Bacardi y el Cirque Du Soleil mezclando un DJ con una orquesta, acróbatas… Esta vez era diferente porque aquí el protagonista era la música remember. Nos propusimos que fuera en el Gran Teatre del Liceu (Ópera de Barcelona). Nos encantaba la idea que un espacio de élite se convirtiera en un superclub por un día. 

WS: ¿Y a la hora de escoger el equipo…? Porque estamos hablando de un proyecto de grandes dimensiones. 

XE: Tuve mucha suerte. Reuní a las piezas clave en poco tiempo. Mi dupla gráfica es Inocuo The Sign, cuando se lo conté entró sin pestañear: All in. Luego me reuní con mi dupla conceptual, Quim Bech, para que juntos le diéramos un sentido especial al show. 

WS: ¿A qué hace referencia el sonido del inicio del show? 

XS: En los 70’s la sonda espacial Voyager fue registrando todas las frecuencias que emitían los diferentes planetas del sistema solar a su paso, el resultado es que todos tenían sonidos diferentes. Así empieza el pre-show de Maestro, con una animación de cada planeta y su sonido.

WS: ¿Y qué tiene que ver eso con Swedish House Mafia?

XE: Pues lo que explicamos en Maestro es que el sonido y la música son un misterio universal, que estaba aquí antes que nosotros y que seguirá después. No obstante, desde el punto de vista humano, el ritmo primario existe desde que nos gestamos en los vientres de nuestras madres…

WS: ¿Te refieres a los latidos del corazón?

XE: Ese es el primer ritmo que bailamos. Y de allí los humanos hemos ido evolucionando la música, hasta llegar a la más avanzada de ellas; la sintética o electrónica. Es una teoría que nos gusta en Maestro, nos lo tomamos todo como algo transcendental. ¡Somos muy freaks de la música, pero también un poco místicos!

WS: ¿Y con toda esta disertación, la gente baila?

XE: No hay oreja suficientemente grande para el que no quiere oír. Si no prestas atención, vas a ver que pasan una serie de cosas, hasta que llegan los temazos. La gente se vuelve loca. Yo creo que les transportamos directamente a los mejores instantes de sus vidas. Lo que interpretamos, es la banda sonora de sus momentos más divertidos, con nuestra particular visión… Si, la gente no para de bailar. No me tiembla la voz al decirte que, quien ha pasado por Maestro, se acuerda de por vida. Desde el principio supe que dirigir Maestro sería un pollo de los gordos. El show en directo es un diálogo entre un Dj y una orquesta. Tiene una complejidad técnica enorme, porque hablamos de una orquesta sinfónica en directo mezclado con bases electrónicas. David Gausa y Xavi Barranquero han hecho un trabajo excepcional, son los productores electrónicos de Maestro, los que sientan las bases que acompañan a unos arreglos orquestales sensacionales hechos por Marc Timón. Luego tenemos 5 solistas, que hacen un trabajo magnífico a la hora de clavar los temas sin perder personalidad propia. El show dura 2h30m y te pasa volando. 

WS: ¿En qué criterios te basas a la hora de seleccionar los temas musicales del espectáculo? 

XE: Este es un trabajo que hemos hecho en conversación con David Gausa, basándonos en nuestros respectivos años de carrera como Dj’s. No solo es que temas ponemos, sino en qué orden y donde los cortamos, mashupeamos o modificamos para que el ritmo y fluidez tengan sello propio. También tenemos foro abierto permanente con los DJs de Flaixfm que nos han dado su visión. 

WS: ¿De todos los hits que suenan en Maestro, cuáles de ellos suele gustar más al público? ¿Es una nueva forma de consumo de la música electrónica por parte de un target más adulto? 

XE: Yo creo que todos en mayor o menor medida son considerados HITS por nuestra audiencia. No obstante, el Titanium, el Desenchantée, El insomnia, el Get it Up… Hay tantos… Pero sin duda, la gente enloquece con el Flying Free. Marian Dacal es la diva que necesitaba este país. El publico adulto, solo sale si va a tiro seguro. Tienen poco tiempo y lo quieren aprovechar. Quieren que les garantices que el dinero que pagan tiene un retorno inmediato y de calidad. Nosotros cumplimos sus expectativas, dándoles un chute de energía bestial en poco tiempo. Este target, cuando contento es muy agradecido y fiel.  

WS: Por el espectáculo han pasado artistas como Marian Dacal, Kate Ryan y DJs como Roger Sánchez, David Penn o Skudero. ¿A qué artistas te gustaría poder invitar en un futuro?

XE: Todos son bienvenidos en Maestro si sus canciones forman parte de la banda sonora de la vida de nuestra audiencia. Hemos hablado con varios de los grandes, pero no ha sido posible traerlos por los altos costes, aunque lo ven como una gran idea. Quizás en un futuro hacemos estadios y nos lo podemos permitir.

WS: ¿Actualmente en Flaix Studio tenéis algún proyecto entre manos relacionado con la música electrónica?

Atentos a 2022 y 2023, van a ser para nosotros dos años de grandes cosas y proyectos innovadores. No puedo decir más, está todo en el horno. ¡Stay tuned Wololo!

Si me buscas seguramente me encuentres en el bombo derecho de algún club o delante del ordenador descubriendo newcomers en SoundCloud.