El inglés se metió al público de LAB theClub en su bolsillo con un set sensorial en su vuelta a la capital de la mano de Oh Madre!

Desde agosto de 2021, los sábados en LAB theClub son sinónimos de Oh Madre! y, por tanto, sinónimos de viajes musicales en los que se respira un espíritu pasional, disruptivo y libre. El pasado sábado 29 de enero quisimos vivir esta experiencia en el concepto de fiesta Black Heart a ritmos del inglés Damian Lazarus, quien volvía a la capital tras un largo tiempo, estando acompañado, en esta ocasión, de los residentes de Black Heart, quienes nos hicieron disfrutar de una gran noche.

BeRenatta nos prepara un mes de febrero de altos vueltos

El mismo día del evento se colgó el cartel de Sold Out, quedando pocas entradas en la puerta, por lo que vimos un buen aspecto en la pista desde el comienzo de la noche, con Pomboklap en cabina, quien ofreció un set introductorio perfecto para la experiencia que se iba a desarrollar durante toda la noche. Seguido de él le llegó el turno a Katy Sainz, fundadora de Black Heart, con una apuesta clara por los ritmos sensoriales a través de estilos como el melodic techno, tech o deep house.

Tras un gran comienzo, llegó el momento álgido de la noche. Damian Lazarus aparecía en cabina para deleitarnos con un set de dos horas técnicamente perfecto en la que reinó el afro house, tech y deep, con una clara predominancia del componente melódico que nos dejaron con momentos muy enérgicos que hicieron bailar a toda la pista. Pudimos escuchar material propio del inglés además de producciones de otros destacados artistas, tales como ‘What You Expected’ de &ME, Rampa y Adam Port, ‘Upon Burning Skies’ de Saable Sheep o ‘Work’ de Honey Dijon junto a Dave Giles II, Cor.Ece y Mike Dunn.

La noche acabó con la hora de Vava, quien realizó un cierre perfecto tras la gran actuación del cabeza de cartel de la noche. Observamos un crecimiento de la intensidad con el techno melódico como principal baza, sonando temas tan destacados como ‘Oraculum’ de Undercatt, el remix de Mathame al ‘Lift Me Up’ de Moby, el remix de Olivier Giacamotto al ‘Same’ de Manuel Meyer o el clásico ‘Final String’ de Andrea Oliva.

Otro enganchado a esto que llaman música electrónica. Principalmente centrado en el componente melódico, el techno. el sentimiento rave y los breaks.