Una nueva noche en la Groove confirma los galones y el liderazgo de Blackworks en la escena hardtech

Este pasado 17 de diciembre la cada vez más consolidada productora Blackworks regresaba a la sala Groove de Pinto. Tras estar hace poco menos de un mes y vivir una noche increíble no podíamos saltarnos esta cita. Esta vez no hubo sold out pero sí un ambiente inmejorable que hacía que, las pocas entradas que quedaron por vender no fueran necesarias para poner la discoteca patas arriba.

Una vez más, desde que pisabas el parking ya te podías hacer una idea de que lo que te esperaba por la noche iba a ser puro disfrute. Y es que, el sello por excelencia del hardtech en Madrid ha conseguido crear una comunidad increíble. Para rematar, la comunión entre público y djs era total ya que, últimamente la Groove permite que los ravers se sitúen detrás de la cabina al más puro estilo Boiler Room para hacer la experiencia más positiva si cabe.

Con todos estos factores y una energía desbordante y contagiosa comenzamos la noche. Las primeras horas corrieron a cargo de Velezz un dj nacional y underground que sorprendió con un set ¨atrevido y especial ̈ según anunciaba en instagram y que cumplió las expectativas. Esto demuestra que hay mucho talento emergente que está tocando a las puertas y esperando para que los disfrutemos. 

El tecnho francés está de moda y cada vez gusta más en la capital

Tras este ¨warm up¨ (por llamarlo de alguna manera ya que cada vez son más potentes) llegó el turno de dos representantes franceses con estilos muy dispares. En primer lugar, Felicie, la residente del club parisino Exil Factory. A pesar de ser la segunda de la noche, se marcó un set increíble lleno de kicks poderosos y manteniendo la energía arriba. Una sesión que tuvo varios momentos cumbres pero, sin duda, uno fue el remix a ´Sufriendo por ella ́ del grupo Zafra Negra. La telonera perfecta para lo que vendría a continuación.

Tas ella le llegó el turno al también galo, Darzack sorprendió a los ravers con un show (porque el calificativo de set se le queda corto) que rozó el ¨chamanismo¨. El dj mezcló ritmos groove y ácidos con sonidos muy especiales, y sorprendió a todos usando un pad a modo de batería que hacía que el dinamismo de la sesión y la repetición de kicks fuera de lo más diferente y curiosa de presenciar. Además, no paró quieto en la hora y media de sesión haciendo que la gente conectase con él desde el primer momento gracias a su look desenfadado y su música envolvente.  

La potencia de Doruksen y la versatilidad de Echoes of October culminaron otra noche para el recuerdo

Llegaba ya el ecuador de la noche y aparecía en escena, el que, para nosotros fue el mvp de la noche. Una fuerza de la naturaleza llamada Doruksen quien debutaba en España y no le pudo la presión. Su set fue una clase magistral de como hacer vibrar a una sala entera. Salió a escena ¨encadenado¨ pero, con su actitud y su música parecía que quería destrozar dichas cadenas y liberarse. Ese sentimiento de liberación lo transmitió perfectamente a su público gracias a potentísimos drops combinados con tracks de acid como ´Crave´ o ´ACXD´ que hicieron que la pista de baile estallase en alegría y subiera su intensidad. Una vez se metió al público en el bolsillo la apisonadora chipriota continuó con golpes agresivos pero rotos por algún silencio para para crear expectación y un bombo contundente que nos acompañó y cautivó durante la mayoría del set.  Una sesión que combina este bombo con kicks ácidos y una energía galopante suele apasionar al público de Blackworks y así fue. En nuestra opinión podría haber sido el broche de oro, pero la promotora se guardaba una última bala en la recámara 

El encargado de cerrar la noche fue el cabeza de cartel Echoes of October. El alemán comenzó con la misma energía que lo había dejado Doruksen pero fue derivando en ritmos más melódicos que ¨duros¨. A pesar de que la contundencia no fue su nota más representativa, el dj demostró su veteranía llevando un buen control de todo lo que pasaba con recursos de genio como sirenas o agudos (aunque rompían en una intensidad más baja de lo esperado). Su sesión se tradujo en momentos donde la música se apoderaba de los cuerpos de los allí presentes rotos por golpes de bajo que guardaban una sorpresa final. Un crisol de sonidos envolventes que no daban mucha tregua a los ravers culminado con dos bombas. En primer lugar, el dj soltó el ya mítico remix a ´Toro´ de IHM combinada con unos ritmos estilo remember que hizo que la gente acabase con las últimas fuerzas que les quedaban. El fin de fiesta consistió en una subida de bpms que produjo que el público también alzara sus brazos y una bajada progresiva de estos con la que los allí presentes se rindieron a sus pies.

Un gran cierre aunque algo faltó de energía para los asiduos de la promotora. De todos modos esta noche continuó confirmando a Blackworcks como uno de los máximos exponentes del techno a nivel nacional. ¡Y esto no para aquí! La próxima cita de la Groove con la promotora será, nada más y nada menos que el 1 de Enero para comenzar bien el año con un line up repleto de b2b coronado con Stan Christ como cabeza de cartel. No contentos con eso, Blackworks también nos ofrece una ¨doble noche de reyes¨ con SNTS comandando la alineación en la Riviera y un cartel impresionante con nombres que hablan por si solos: Pawlowski, Charlie Sparks, Skryption, Essan o Trym en la sala Family Club. Por último, el 21 de Enero podremos disfrutar de un all night long  de uno de los dúos más en forma del momento: 999999999. Esto confirma que Blackworks ya se ha consolidado como uno de los grandes clubs a nivel mundial y que el 2023 promete ser aún más impresionante si cabe. ¡Rave is not a crime!

Estudiante de la UC3M y amante de las emociones y los sonidos fuertes. Todo lo que lleve el prefijo hard es bienvenido. Que nunca mueran las cantaditas ni el sonido makina! Arriba el buen rollo, las risas y los bpmS!