Banner Iberian Festival Awards 2020
Nada mas entrar en Cullera ya se percibía el ambiente festivalero, multitud de coches, jóvenes cargados con mochilas y muchos carteles que indicaban el camino hasta el Medusa Sunbeach Festival. Bajo el sol y tras dar unas pocas vueltas recogimos nuestras acreditaciones que nos permitieron acceder a la zona de acampada para montar nuestro alojamiento, una zona que en términos generales cumplía con todo lo que se puede esperar: zonas de sombra, baños, duchas, puestos de bebida y comida –no muchos- y polvo, mucho polvo.

A primera vista el recinto era bastante acogedor: todo estaba pegado, en apenas unos minutos te plantabas del aparcamiento al camping, del camping al festival, o pasando del festival, a la playa. Y todo esto con el río Júcar a nuestra derecha.

EL CAMPING, UN HOSPEDAJE A TENER EN CUENTA.

Sin excesivas aglomeraciones, el cámping nos resultó ser una buena opción pues no estaba muy masificado: sin colas en las duchas ni en los baños –a estos últimos, como es de costumbre en festivales españoles, no les estaría de más mayor frecuencia en su limpieza– que al fin y al cabo es todo lo que necesitamos. Espejos y lavamanos completaban un servicio de higiene bastante correcto.

Una gran carpa situada justo al entrar daba cobijo a aquellos que no podían esperar a la apertura del festival. En su interior, un DJ montado en un Jeep ponía música, algo que se agradece pues ameniza la espera y aumenta el buenrollismo que reinaba en el camping.

Las prestaciones del camping se completaba con un servicio de powerbanks para que nos quedemos sin batería, algunos puestos de bebida y comida a buen precio –nada comparable al festival, con unos precios bastante elevados-. Como hemos dicho antes, pocos puestos aunque no se llegaron a colapsar ya que la entrada de comida y bebida era permitida, eso sí, ni cristal ni latas, ni tampoco desodorantes, esto último no lo comprendimos.

El descanso era algo que nos preocupaba y la verdad es que, para ser un festival de costa y en pleno mes de agosto se podía dormir perfectamente –siempre y cuando no vayas con una tienda enana– considerando que la hora de acostarse son las 7 u 8 de la mañana, cuando termina el festival. Pero como siempre, en un festival donde el público es mayoritariamente español, hay algunos casos aislados de incivismocreemos que ponerse a tocar un tambor a las 8/9 de la mañana es incívico– pensamos que desde la organización tal vez hubieran podido controlar estas situaciones, cosa que no hicieron.

Como nota personal nos pareció raro que los tokens de camping y festival fueran distintos ya que a veces simplificar el sistema de pago es algo de agradecer pues a muchos no les apetece cargar con la cartera dentro del festival.

DÍA 0: FIESTA DE PRESENTACIÓN CON DIPLO Y POCO MÁS.

Si algo destaca mas allá del festival y la organización del mismo es la ubicación, y es que la playa de Cullera, situada a escasos metros, es un entorno ideal para pasar el día mientras esperas para entrar al recinto del festival. Así pasamos la tarde hasta que llegó el momento de adentrarse en el recinto, abierto sólo para el escenario destinado a los sonidos más undergrounds.

A la sombra del mainstage iban pasando artistas locales y nacionales, haciendo warm ups de dudosa selección musical: es un crímen un warm up a principios de la noche poniendo dubstep y big room, y mucho más si pones temas del único headliner del día: Diplo. Sin embargo, otros si supieron calentar la pista con temas adientes.

Pero pronto se hicieron las dos y media de la noche y, con mucha expectación, subió Diplo al escenario. ‘Take Ü There‘ abrió la hora y media más esperada del día. La gente, volcada con el artífice de proyectos como JackÜ o Major Lazer, disfrutó de una sesión puramente trap, con apenas unos 15 minutos de temas big room o jungle terrorcasi todos eran los que podemos encontrar en su álbum con Skrillex-. Hubo un momento en el que Diplo tiró de un trap más duro. El público no reaccionó como él esperaba –Geography tip: Cullera no está en USA– pero el bueno de Diplo supo reaccionar y dirigió el set a un terreno más conocido por el público español. No hace falta ni decir que ‘Lean On‘ fue el momento de la noche donde el público dió todo lo que tenía y más, y eso que el Medusa acababa de empezar. Al terminar el set me quedo con la frase que nos dijo un chico al que no conocíamos de nada: “¡Qué cabrón! ¡Más temas que minutos ha durado la sesión!”. Y lo bueno es que ese joven estaba en lo cierto, el set había sido magnífico.

Tras Diplo le siguieron más artistas nacionales destacando los granadinos 2 Maniaks con un set up con launchpads y otros instrumentos que aportaron un toque live al jueves de presentación.

DÍA 1: UN LINE UP DE LUJO.
Llegó el viernes y con ello el primer dia de festival, en torno a las cinco y media de la tarde y tras unas horas de playa nos dirigimos al recinto para contemplar la primera gran actuación en el escenario principal del Medusa Sunbeach, un escenario que prometía espectacularidad y aunque en las fotos previas no lo parecía, cumplió ampliamente con las expectativas, gran tamaño y una lograda decoración que lucía de maravilla durante el día, y lo mejor, un muy buen sonido. Reconocer el trabajo de la organización que, tras un percance en las lonas de decoración del mainstage el jueves, pudieron arreglarlo en tiempo récord para que luciera perfecto en su apertura.



Steve Aoki fue el primero en hacernos vibrar, y es que el productor, dj y showman, muchas veces criticado, deleitó a los presentes con una muy buena sesión. Pocos son capaces de conectar con el público de la manera que lo hace este artista, y es que aunque a algunos les cueste creerlo, este hombre no ha llegado a lo más alto únicamente por lanzar tartas. Muchos temas de su nuevo álbum y algunos clásicos hicieron saltar durante algo menos de noventa minutos. Uno de los momentos destacados fue la presentación de su nuevo tema con Dimitri Vegas y Like Mike, momento que se repetiría horas después en la actuación de estos.

Con Aoki finalizando antes de tiempo nos dirigimos inmediatamente al escenario techno para disfrutar durante tres cuartos de hora de la leyenda Carl Cox, comenzaba a atardecer y los ritmos tech hacían bailar a las miles de personas allí congregadas
Nos retiramos al camping para descansar hasta la noche, y a nuestra vuelta el escenario principal estaba tan lleno o mas como cuando lo dejamos. Si de día el Main Stage lucía bien, de noche daba un salto de nivel, y es que la iluminación y visuales posiblemente fueran de lo mas espectacular que se ha visto en los festivales españoles. Dj Nano, con su gran carisma y una magnifica selección musical como en él es habitual, era el encargado de calentar el ambiente con grandes temas como ‘Opus’ de Eric Prydz, y es que a continuación era el turno de otros de los headliners del festival: Dimitri Vegas & Like Mike.
La actuación de los hermanos belgas puede resumirse en sesenta minutos de locura y magia, la energía de Tomorrowland concentrada en una hora en la que sonaron todos los éxitos que el publico esperaba: The Hum, Tremor, Ocarina… todos ellos acompañados de Like Mike al micrófono, el cual sabe cuando y como manejarlo a la perfección. Mencionar con carácter anecdótico que durante los tres o cuatro primeros minutos de sesión tuvieron ciertos problemas de sonido, posiblemente por alguna conexión defectuosa, problema que rápidamente fue solventado.
Tras Dimitri Vegas y Like Mike fue el turno del joven Julian Jordan. Por nuestra parte optamos por dirigirnos a disfrutar de Edu Imbernón y sus compases más underground en el Techno Stage, fantástica sesión del español que demostró porque es uno de los máximos exponentes de nuestra escena actual.
Con ganas de caña volvimos al escenario principal para ver a otro duo, en este caso W&W que en su tónica habitual y en la linea musical del escenario principal, hicieron botar a Cullera con potentes temas big room. Personalmente echamos de menos este viernes algun artista progressive o trap que se saliese un poco de los cánones más habituales EDM. 
Ya casi para terminar fue turno de R3hab, el cual realizó una muy buena sesión, electro, bounce y big room se alternaron durante hora y media haciendo las delicias de los presentes. Su tema Revolution con las hermanas Nervo fue uno de los momentos mas destacados de la noche. 
Con la cancelación a última hora por problemas con el vuelo de Sandro Silva, el cual fue sustituido por los españoles 2Maniaks, decidimos dirigirnos para disfrutar de las ultimas horas de la noche con el back to back de Uner y Technasia, una delicia amanecer de esa manera.

DÍA 2: LA CONSAGRACIÓN A NIVEL NACIONAL DE UN FESTIVAL.
El sábado siguió la tónica del viernes, mas cansados eso si, playa, camping y llegada la tarde, música. A pesar de que no había ningún cabeza de cartel que incitara a entrar a primera hora como el viernes, decidimos por ir tomando sitio a eso de las ocho o nueve de la tarde, y que mejor manera de hacerlo que con Los Suruba, si ya nos gustaban estos artistas por sus fantásticas producciones, su directo acabó de enamorarnos, y es que el buen rollo que desprendía su sesión hace que podamos catalogarla como una de nuestras favoritas del festival, sin duda para quitarse el sombrero.
Otro artista que nos gustó fue el joven español Danny Wade, algún clasicazo como el “Put Your Hands Up For Detroit” y varios temas progressive (los cuales echamos mucho de menos en otras sesiones EDM de la tarde) fueron una acertada elección para el anochecer del sábado en el escenario principal. Tras él fue turno de Sandro Silva, que no pudo actuar el día anterior, y que ofreció a los presentes una enérgica combinación de big room y dutch  house.

Ya entrada la noche y con mucha gente en el escenario principal Tujamo tomó los mandos, muy buen set de este artista en el que sonaron sus temas estrella Boneless, Who o Booty Bounce entre otros. Danny Avila fue el siguiente en poner patas arriba el Main. Tuvo una gran conexión con el público que hizo que fuese uno de los mas aclamados de la noche.
Sander Van Doorn, otro de los grandes nombres de la noche, tampoco defraudó, combinación de estilos desde future house hasta electro o big room mezclados con gran sutileza, una variedad que aportó frescura a una noche a la que todavía le quedaba mucho por delante. Mientras Sander ponía sus últimos temas nos desplazamos a un escenario techno lleno hasta la bandera para escuchar a otro de los grandes nombres del cartel, Dubfire.
A continuación le llegó la hora a Headhunterz, el cual ya estaba pinchando su música mas actual, electro house y variantes por las que está apostando ahora este artista y que le están dando muy buen resultado en pista. Sobrepasada la mitad de su set y como el propio Heady anunció por el micro en un buen castellano “es la hora de ir un poco mas duro”, y ahí comenzaron a retumbar los sonidos que coronaron a este dj y productor, el hardstyle que hasta ahora casi no había sonado en Cullera, lo hizo a todo volumen y con una acogida estupenda por los asistentes. Sin duda fueron unos de los minutos mas emocionantes e intensos de este Medusa 2015.
Acababa Headhunterz y era momento de escuchar algo de progressive house, y vaya si lo disfrutamos, Vicetone conquistó y enamoró a Cullera, una magnifica selección de temas melódicos que fueron la guinda de un delicioso pastel.

Para el cierre del festival decidimos volver a cambiar de aires y estilo, llenazo en el escenario techno para disfrutar de Paco Osuna. Espectacular ambiente el vivido en el cierre, y es que a pesar de casi no tener fuerzas la energía que desprendían los beats del español te obligaban a bailar hasta el último minuto, sin duda un set espectacular que acabó con el publico rendido al artista con vítores y aplausos.
CONCLUSIONES:
Musicalmente el festival nos pareció un acierto casi pleno, diferentes estilos y calidad en los mismos fueron la apuesta de este Medusa 2015, y la respuesta de la gente fue muy buena. Como opinión personal echamos de menos en el escenario principal algo mas de variedad en forma de algún que otro artista progressive o trap, y tampoco nos acabaron de convencer algunos djs que a pleno sol y con poca gente en el escenario optaron por temas cañeros en vez de por otros ritmos más suaves o bailables algo más adecuados para calentar la pista y para la hora en la que nos encontrábamos, al menos en nuestra opinión. Más allá de eso no podemos hacer otra cosa que quitarnos el sombrero, pues el cartel era de primerísimo nivel.
El escenario Remember, aunque no lo frecuentamos demasiado, siempre que nos acercamos estaba lleno o con bastante gente, lo cual quiere decir que apostar por esta música fue un acierto, lo mismo podemos decir del Indie, que atrajo a mucho público.
Mas allá de la música el festival nos pareció bastante bien organizado para ser una segunda edicióny la primera de esa magnitud-, tal vez cierto desorden en las colas y algo de lío para determinadas cosas: por ejemplo el primer día no fuimos capaces de entrar al foso del escenario principal porque no supieron decirnos por donde se accedía. Mas allá de eso el trato a la muy numerosa prensa que allí nos encontramos nos pareció correcto y la zona de prensa así como la bebida ilimitada con el calor y las muchas horas que allí pasamos un detalle muy de agradecer.
Durante nuestra estancia allí preguntamos a los asistentes su opinión por el festival y en general fueron todo positivas, si destacamos los aspectos que el publico mejoraría de cara a futuras ediciones son los siguientes: más organización en colas de acceso y salida, precios más económicos dentro del festival –aunque no nos afectara estamos de acuerdo, nos parecieron algo caros-, eliminación del cuño de entrada y salida al menos para los que han pagado el abono de dos días con camping.
Podemos concluir pues que siendo una segunda/primera edición el Medusa pasó la prueba con nota siendo una de las revelaciones del verano, hay unas muy buenas bases para futuras ediciones y  si mejoran algunos pequeños aspectos y continúan en esta linea de crecimiento, el año que viene podemos estar hablando del mejor festival de España, aunque la competencia seguro va a ser dura.

No queremos finalizar sin dedicar unas lineas a los artistas con los que tuvimos oportunidad de charlar y también a los compañeros con los que compartimos grandes momentos durante este festival: Watts Shake, Beatsoup, EDM Spain, RNE, Loca FM, Madrid EDM, La Gramola de Keith, Festicidas, Indiescretos y muchos más, ¡nos vemos pronto!
Puedes ver la galería de fotos completa en nuestro Facebook.
Aftermovie muy pronto en nuestro canal de Youtube.

Banner Iberian Festival Awards 2020