Instagram Wololo Sound

Nos trasladamos a Panamá para contaros este curioso y no tan agradable suceso. Hablamos del Tribal Gathering, festival cuya nueva edición se celebraba del 29 de febrero al 15 de marzo, coincidiendo con el comienzo del confinamiento en el país de América Latina. Hace algo más de un mes se dio a conocer la noticia con un total de 300 personas confinadas, habiendo actualmente 40 personas obligadas a permanecer en el recinto.

Una de las noticias del año: Hay nueva música de Daft Punk en camino

Entre el día 12 y 13 de marzo el coronavirus empezó a desatarse por toda Europa, habiendo en Panamá sólo 60 contagios pero el gobierno decidió cerrar la frontera, obligando a todas las personas que se encontrasen en el país centroamericano durante los 14 días anteriores a hacer cuarentena.

En el caso de Tribal Gathering muchos de sus asistentes provenían de Europa y Norte América siendo esta la razón por la cual 300 personas se veían obligadas a estar confinadas dentro del recinto del festival durante los siguientes 7 días. Un lugar que parecía ser el paraíso comenzó a parecerse más a un infierno, rodeado de militares y sin saber cuando podrán regresar a sus casas.

Te puede interesar: ¿Llegará el modelo chino a los clubes españoles?

Durante estas semanas atrás algunos de los asistentes confinados han conseguido abandonar el reciento, continuando el infierno para las 40 personas que aún se mantienen en el festival y sin saber cuando podrán abandonarlo, ya que el pasado 21 de abril el gobierno anunció que se extendía la prohibición a los vuelos hasta el 22 de mayo.

Vice, la conocida compañía canadiense de medios digitales y radiodifusión con sede en Estados Unidos, se ha hecho eco de esta noticia, compartiendo un mino documental de 11 minutos de duración en la que se incluyen imágenes del festival, acompañadas de declaraciones de algunos de los asistentes y miembros de la organización.

Del paraíso al infierno