Instagram Wololo Sound

El club de la capital holandesa no volverá a abrir sus puertas debido a la crisis financiera que le ha acarreado la pandemia del COVID-19

De nuevo nos azotan malas noticias. Desde que el COVID-19 se expandió por el mundo, la industria de los espectáculos musicales en vivo ha sido una de las más golpeadas. Artistas, clubes, festivales, agencias… Todos han sufrido en sus carnes el duro golpe que supone no poder estar (mínimo) durante meses sin poder abrir sus puertas, celebrar su edición anual o realizar las giras que suponen su principal fuente de ingresos en la actualidad.

De School es uno de los muchos clubes que están sufriendo esta crisis de una manera devastadora. En los clubes con esta filosofía más purista, y no tan multitudinarios o masivos, el mazazo es mucho mayor. Bien por la imposibilidad de habilitar el local con las medidas de seguridad pertinentes (por su estructura, aforo y condiciones particulares), o bien por la negativa de realizar fiestas en las que su filosofía de libertad, baile y hedonismo sean coartadas por las medidas de seguridad.

De School era ya uno de los clubes más importantes del continente

Para quien no conozca el club, desde su apertura en 2016, De School vino a revolucionar la escena en los Países Bajos. Literalmente está ubicado en una antigua escuela. No solamente era un club, sino también una cafetería, restaurante y sala de conciertos. El club contaba con capacidad de poco más de 700 personas y era famoso por sus maratonianas fiestas con carteles de infarto.

TE PUEDE INTERESAR: 4000 PERSONAS ASISTIRÁN A UN EVENTO QUE SERÁ UN EXPERIMENTO SOBRE EL CORONAVIRUS

Algunos de los artistas de más categoría y peso dentro de la electrónica han pasado por el club, pinchando en sesiones largas hasta el amanecer. Por citar solo unos cuantos: Ben UFO, Identified Patient, Hunee, Antal, Oscar Mulero, Sherelle, Kode 9, Bufiman, Job Jobse, o Tzusing. Esto solo este 2020. Sin duda uno de los clubes que más gusto ha demostrado a la hora de elaborar carteles y cuidar a los artistas, creando momentos únicos en su pista.

Sus Het Weekend (eventos maratón de fin de semana sin parar con multitud de artistas top), eran ya famosos en todo el país e incluso objeto de peregrinación desde distintos puntos de Europa. Sin ir más lejos este mes de junio se iba a celebrar uno de ellos.

De School

La bancarrota, la causa del cierre definitivo

El equipo del club lleva meses luchando para hacer frente a las deudas que, cada día, se veían más agravadas. El club tenía planeada su vuelta para 2022. Sin embargo, la imposibilidad de realizar fiestas que saliesen rentables, los salarios acumulados a los empleados y los costes acumulados del local hacían imposible su continuidad. Así pues, se emitió un comunicado en el cual explicaban las causas del cierre y daban la triste noticia.

La empresa propietaria mantendrá, por el contrario, abiertos el bar, la terraza y el restaurante. Lamentamos enormemente esta pérdida para la escena club. Esperamos de corazón que lo ocurrido con De School no se haga habitual.