Tras varias semanas de espera y multitud de filtraciones, que ya os fuimos contando por la web y por nuestras redes sociales, al fin tenemos la nueva controladora de Native Instruments presentada oficialmente. Su precio, como apuntaban los rumores, será de 1200 $ (que se convertirán en 1200€ al cambio que viene siendo habitual de 1:1). La tendremos disponible el 31 de Octubre de este mismo año, a la vuelta de la esquina.

Lo primero que nos llamó la atención fue: ¿y dónde están los jogs? 

Con unas medidas de [38,7 cm, 6,6 cm, 58,5 cm] y un peso de 5 kg, la nueva controladora viene con dos pantallas a todo color, knobs sensibles al tacto, un mixer que funciona de modo independiente (stand-alone) y viene con la licencia de Traktor Scratch Pro (un detalle por ese precio), sin embargo no trae jogs de ningún tipo.

Las pantallas Led nos proporcionan en todo momento información sobre la onda de la pista y sus BPM’s en todo momento. Pero la información también puede ser modificada, presentando también los bancos de remix decks, o información relativa a los efectos.

Los knobs de los efectos son sensibles al tacto, de tal manera que al posicionarnos sobre ellos, aparecerá en la pantalla inmediatamente una información detallada sobre los mismos. 
El mixer tiene 4 canales, con crosfader y faders reemplazables. Se puede utilizar cada canal de modo independiente teniendo entrada tanto Phono como Line. Este dato nos permitirá poder conectar unos platos o un CDJ, dando más versatilidad al conjunto. Otro detalle que nos gusta es la posibilidad de ajustar la curva del crosfader desde la propia controladora.  También observamos el control del on/off del filtro.

La sección dedicada a los decks es una mezcla del X1 y el F1. Observamos una banda táctil, que nos puede servir para buscar un punto en concreto en el track y ajustar levemente su velocidad. Justo encima encontramos dos filas de 4 pads  RGB. Con sus correspondientes faders para controlar los remix decks. A la izquierda de estos mismos tenemos las opciones de HotCue, Loop, Freeze y Remix.

En conexiones tampoco se queda corta, ofreciéndonos cuatro entradas RCA (una por cada canal), entrada XLR y RCA de salida Master salida jack para el booth, dándonos una conectividad muy interesante con los sistemas de sonidos. Además tenemos un MIDI in/out enfocado a controlar Maschine. Por último, sabemos que monta una interfaz de audio de 24 bits/48 kHz.
 

Solo nos queda ver que tal se posiciona en el mercado un controlador situado en una gama alta de precio, pero también en una gama alta de prestaciones.
Video

Colonio N Friends