Llega al mercado el hermano pequeño del XDJ-1000. De tamaño más compacto, con características similares, preparado para funcionar con Recordbox, tiene una pantalla táctil de 7 pulgadas (igual que la del modelo superior XDJ-1000) cuenta con un puerto USB para la carga de temas (no dispone de lector de CDs) y cuenta con la opción de linkear varios aparatos a través de su conector ProDJ Link.


Una de sus grandes bazas es el tamaño de este reproductor. Sus medidas son de 238 x 308 con una altura con soporte (como en la foto) de 106mm. Una altura estándar para igualarlo con mesas de mezclas. Si le quitamos el soporte se reduce esta altura a 79mm, altura similar a la de una controladora.
Cuenta con una gran pantalla a color de 7 pulgadas, desde ella podremos navegar entre nuestras carpetas, buscar temas con el teclado QWERTY, controlar los hot cues, loops, sync, slip mode, reverse… La navegación se hace cómoda gracias a que todos los parámetros siempre están presentes.
En la parte inferior cuenta con un jog de tamaño más reducido, sin el ya clásico centro retroiluminado que nos informaba del avance de la canción. EL jog tiene un tamaño de 206mm y parece ser que es sensible a la presión. Cuenta con botones cue-play retroiluminados. y los controles físicos a los que Pioneer nos tiene acostumbrados.
La fuente de alimentación es externa, algo que nos ha sorprendido negativamente, pero que seguro ha tenido una importante reducción del peso final del equipo.
Os dejamos con alguna imagen más, el reproductor tendrá un precio de venta de salida de 699€ y estará disponible a partir de diciembre de este mismo año.