Cuando empiezas en el mundo de la música, muchas veces es difícil darle visibilidad a tus trabajos, y, aunque cada vez haya más sellos que apuesten por las producciones de las jóvenes promesas, no siempre consigues la repercusión que te mereces por tu trabajo. Por cosas como esta, tenemos nuestra sección #WololoPromoTracks, donde damos cabida a todas esas jóvenes promesas para que puedan mostrar a un público mayor sus trabajos. En este caso vamos a hablar del nuevo álbum de David Rodriguez, un joven productor de Santander más conocido como DaveBlanch.

Quizás te interese: Deyka nos deleita con ‘Sorrow’, una joya de future bass

Oberture, el nuevo álbum de DaveBlanch, es un álbum de 9 canciones donde podemos encontrar numerosos estilos desde el progressive house hasta el jacking house pasando por alguna canción de chill out. Dicho álbum ha salido por BlanchTrap, su propio sello que ha sido fundado en 2017. Las primeras canciones de Oberture están claramente influenciadas por el sonido progressive trance de principio de los años 2000 donde destacamos ‘Zenith’, la canción perfecta para empezar el álbum con su carácter tranquilo donde podemos disfrutar de una gran melodía, y ‘Light Parade’, una canción que nos recuerda a las grandes melodías del trance sin perder ese toque progresivo que caracteriza sus temas. Por otra parte, ‘Love Can Take Us Higher’ nos recuerda a la versión más comercial del progressive con la que gente como Avicii se dió a conocer. Cambiando de estilo nos encontramos con ‘Raiser’, un auténtico rompepistas de jackin house. Para finalizar el álbum tenemos ‘Love Beyond Words’ y ‘Residential Area’ dos temas donde se mezcla la música chill out con las influencias del trap y bass más actuales.

Te puede interesar: El Royo Records apuesta por jóvenes talentos en su nuevo EP

Para finalizar os dejamos con el álbum de DaveBlanch y os recordamos que podéis mandarnos vuestros trabajos si queréis ser los próximos en salir en #WololoPromoTracks.

Música electrónica como forma de vida. Aportando mi granito de arena para que la escena electrónica esté en el lugar donde se merece.