Poco más que decir sobre el que es ya el mejor sello de dubstep del año

No cabe duda de que el subsello de Never Say Die, Black Label, está teniendo un 2017 espectacular. Ha acogido durante todo el año a una gran cantidad de artistas, ya sean reconocidos o cercanos al underground. Y nos extraña que nunca hayamos hablado de esta serie de EPs que nos presenta el sello de SkisM.
Black Ops‘ se sume en el riddim más profundo, y en esta tercera edición aún más. El EP consta de cuatro temas que llevan el sonido riddim a otro nivel. Pese a que algunas intros juegan más con las melodías que otras, como en el caso del ‘Tunnel‘ de Ponicz, todos los drops coinciden en lanzarse de lleno en el riddim más seco. En cuanto a los artistas incluidos, vemos caras conocidas de Black Label como Ponicz o Bloodthinerz y otras que han dado el estrellato este año como es el caso de Chibs.

Disciple Round Table lanza su esperadísimo ‘Knights Of The Round Table Vol. 1’

Con esto Black Label crea algo incluso más underground que para lo que nació el subsello. Un nivel más allá, por así decirlo, anteponiéndose a los demás sellos (como el Round Table de Disciple) y exponiendo el dubstep más underground a los artistas más reconocidos. Chapó para Never Say Die.

Drum and bass en todas sus vertientes como plato principal. En este perfil se aceptan todo tipo de géneros musicales.