Giro de tuerca a un clásico del drum and bass de mano de sus propios creadores

Hay muchísima expectación por ‘The Reworks‘, y no es de extrañar. Artistas como Skrillex, Noisia, Knife Party o Pegboard Nerds se han lanzado a remezclar los clásicos de la banda anglo-australiana. Con fecha de salida el 29 de junio para todas las remezclas.

Ya han salido dos de ellas en forma de single: la de Noisia hace unas semanas, cuyo recibimiento fue abrumador dada la gran calidad del remix de los holandeses; y hoy recibimos la de Knife Party a ‘Blood Sugar‘. ¿Nos ha gustado lo mismo que la de Noisia? Como bien veis en el titular, no. Y no es simplemente porque seamos muy fans de Noisia (que lo somos), sino que nuestros queridos Rob Swire y Gareth McGrillen nos presentan esto:

Sí, amigos. Así es como remezcla Knife Party uno de los mayores clásicos que crearon ellos mismos hace ya unos 10 años. De una manera vergonzosa. Pero no vergonzosa por el hecho de adaptar un clásico de manera pésima, sino porque Knife Party se labró un sonido magnífico a partir de 2011 basado en un electro magistral y que con los años han ido perdiendo para transformar en algo vacío, muy cercano al electro-house más mainstream pero aún así sonando sin personalidad alguna, como veíamos ya en su último EP ‘PLUR Police’, que nos dio una de cal y otra de arena. Y así es como suena este ‘Blood Sugar‘ remezclado. Pudiendo tener toques de electro como tuvieron en su día ‘Rage Valley‘, ‘Power Glove‘ o ‘EDM Death Machine‘, esta remezcla suena tan mal que se nos hace duro pensar que es de Knife Party.

Esperemos de verdad que, ahora que muchos artistas están “volviendo” a la música que hacían hace unos años como en los hipotéticos casos de Nicky Romero y Alesso, Knife Party nos sorprenda de nuevo con ese sonido que tanto nos conquistó.