Music Business Academy

La Sala EVEN ha apostado durante años por los ritmos rotos y el drum and bass, aparte de muchos otros estilos electrónicos, convirtiéndola en una sala predilecta para el público sevillano y andaluz

La Sala EVEN se ha postulado durante años como una de las mejores salas de Sevilla en cuanto a ritmo de eventos de electrónica, apostando muy fuerte por el breakbeat y el drum and bass. Con un modesto aforo de casi 200 personas, ha acogido en numerosas ocasiones a algunos de los mejores artistas nacionales y andaluces, al igual que a algunos iconos del drum and bass y el breakbeat del panorama internacional más underground. Sonidos como el remember o el techno también han tenido su acto de presencia en esta localización, con la que soñamos volver cuanto antes.

La filosofía de Sergio, director de la sala, quedará plasmada en nuestras preguntas sobre la sala, la apuesta por distintos estilos o colectivos y la pandemia, por supuesto. ¡Vamos allá!

SALA EVEN

La escena andaluza: entrevista a promotores, salas y artistas del sur de España

Wololo Sound: Muy buenas Sergio, encantado de tenerte con nosotros para esta tercera temporada de “La escena andaluza”. Even ha sido durante la última década una de las salas sevillanas de música electrónica por excelencia. ¿Cuándo empezó el proyecto y cómo ha ido evolucionando hasta el día de hoy?

Sergio: El proyecto tiene ya unos años y ha pasado por dos localizaciones antes, aunque cuando he podido trabajar más a gusto, sin trabas ni condiciones, ha sido en la actual sede, en la calle José Díaz. Justo llevo ahí casi cinco años, concretamente desde Septiembre de 2016. Al principio me costó un poco posicionar la sala pero al segundo año mas o menos ya cogió velocidad de crucero y últimamente, antes de la pandemia, era raro el día que no se ambientaba.

Parte de culpa de esto la tiene el que yo sea un friki de la iluminación y el espectáculo, siempre intento cuidar esos detalles. Como también estoy obsesionado con el sonido, cada vez que he podido he reformado acústicamente la sala para intentar lograr un sonido lo más perfecto posible. A la vez se conjugaba todo con los conciertos que programaba a primera hora de cada noche. Abarcamos todos los estilos, desde el techno al break, pasando por el drum and bass, electro, tech house, etc…. Después de la pandemia, volví a abrir sobre junio del año pasado con una licencia de cafetería que nos ha facilitado el Ayuntamiento de Sevilla, pero claro, con todas las restricciones que ya conocemos (sin bailar, con aforos limitados, etc…) se hace muy complicado. Pero bueno, no me queda otra que seguir intentándolo.


WS: Uno de los puntos fuertes ha sido el hecho de que siempre habéis trabajado en una programación variada, con muchos tipos de música aparte de electrónica. ¿Cómo habéis compaginado todos estos estilos a la hora de programar?

Sergio: Bueno, siempre trato de darle una variedad musical muy anárquica y buscando un rollo ecléctico en todo momento. Un finde te puedes encontrar una fiesta de gente gótica, por ejemplo el viernes, y al sábado siguiente te puedes encontrar una fiesta tech house, no me dejo llevar por un orden en concreto. Aunque el drum and bass, uno de mis estilos preferidos, es el predominante de los jueves noche. Desde hace mucho tiempo apostamos por este día para ello y la verdad es que la gente responde muy bien, ahora con los nuevos horarios es casi imposible poder trabajar los JuEVENs, como le llamábamos cariñosamente. Lo que sí tengo claro es que, si no fuese así de caótica la programación yo ya me hubiera aburrido.


WS: Al trabajar con tantos estilos diferentes, nos gustaría saber vuestra opinión sobre esto. ¿Cómo creéis que se alimentan sonidos electrónicos y su escena de estilos musicales más tradicionales de Sevilla como el flamenco o incluso el rap?

Sergio: Yo siempre he pensado que la mezcla de estilos es muy nutritiva para la escena musical, siempre voy a apoyar este tipo de iniciativas, claro está, que se hagan con gusto y hagan pasarlo bien al público. Si es así… bienvenido sea este concepto. Con el flamenco ya tenemos un ejemplo claro con los Califato 3/4 y el rap con la electrónica van de la mano, son inseparables, diría yo. Por otro lado, en las bandas pop contemporáneas es raro la que no utiliza elementos electrónicos.


WS: Dentro de lo electrónico, siempre habéis trabajado sobre todo con el breakbeat y el drum and bass. ¿En qué se parecen y diferencian ambas escenas?

Sergio: Bueno, principalmente se parecen en que el ritmo es roto, después las melodías, sonidos y samples utilizados son distintos en cada estilo. Diferencia que le veo es el tipo de público en cada una: visten diferente, tienen filosofías de vida diferentes, quizá un estilo mueve un público algo más joven… Lo que sí tengo claro es que son gente maravillosa y mucho más respetuosa que otros públicos incluso de más avanzada edad. Siempre van a tener un hueco en mi sala porque han sido fieles y respetuosos desde el principio, aparte porque también pienso que todas las “tribus urbanas”, por así decirlo, tienen derecho a tener un sitio o un espacio donde los apoyen y puedan disfrutar de lo que les gusta, sean del estilo que sea.


WS: Soléis trabajar con muchos artistas y colectivos diferentes. ¿Hay algunos a los que queráis dedicar una mención especial?

Sergio: Bueno, la verdad es que los adoro a todos, no quiero decantarme por unos u otros, a todos los considero igual ya que vamos de la mano hacia un fin común, el hacerlo pasar lo mejor posible al público. Como dije antes, hay colectivos que mueven menos gente que otra pero yo les estoy igualmente agradecido de que elijan mi sala para poder realizar sus eventos.


WS: Por desgracia, tenemos que hablar del COVID-19. Aparte del enorme varapalo para las salas, promotores y artistas, ¿cómo creéis que ha afectado esta pandemia a la salud de la escena?

Sergio: Pues en ese sentido creo que ha servido para que los artistas se hayan puesto el mono de trabajo a la hora de producir y trabajar en temas nuevos. En Sevilla hay muchos productores con una capacidad creativa y una calidad increíble, además muy jóvenes. Me consta que se han encerrado para currarse mucha música nueva y cuando vuelva todo a la normalidad nos van a acribillar con temazos nuevos, así que pienso que al final la pandemia ha venido mal para los eventos y para los bolsillos, aunque para la creatividad ha sido maravilloso. Todo sea por pensar positivamente, ya que está claro que había chavales que con pinchar en tres o cuatro fiestas al mes ya se ganaban su sueldecillo, y ahora eso lo tienen muy lejano.


WS: ¿Creéis que una vez puedan celebrarse eventos todo será como antes o habrá que empezar un poco de cero? Ya sea desde el punto de vista del público o de lo económico para salas y promotores.

Sergio: Si todo vuelve a la normalidad creo que va a ser como antes, incluso mejor. Todos tenemos muchas ganas de volver a disfrutar esos momentazos inolvidables, y si ya la gente ve que no hay peligro, etc… va a ser incluso mas fuerte aún, puede ser una explosión.


WS: Hay opiniones de que el público del drum and bass es un público que adora la fiesta, pero no aprecia la cultura ni valora el trabajo de salas y promotores. ¿Crees que tras la pandemia esto habrá cambiado o, al menos, mejorado?

Sergio: Hombre, yo eso nunca lo he escuchado, incluso con gente que hace raves hemos estado trabajando juntos para que cuando terminara la fiesta en la Even se fueran después a la rave de turno. Yo creo que el público sabe el esfuerzo que estamos haciendo salas y promotores para que este estilo siga igual o mas fuerte que siempre en nuestra ciudad.


WS: Y siguiendo esta dirección… ¿Qué opináis sobre las raves y las fiestas free party? Pese a que perjudica al trabajo de las salas, ¿beneficia en algún aspecto a la escena?

Sergio: Bueno, yo creo que toda celebración donde el drum and bass sea el centro de atención, es un beneficio enorme para la escena. Eso sí, las salas y promotores solo pedimos que no se celebren en horarios donde estamos aún abiertos, es solo de sentido común y a buen seguro que si respetamos esos horarios, todos saldremos beneficiados ya que las raves se verán nutridas de público que viene de una sala con ganas de más marcha y nosotros tendremos a ese público que hace que nuestros eventos tengan el colorido necesario para que, esos DJs que pinchan en las raves puedan tener mas posibilidades de obtener un sitio más donde poder trabajar y la escena en Sevilla se lleve con armonía y respeto entre todos.


WS: ¿Qué hace a la escena de drum and bass de Andalucía diferente a todas las demás? ¿Qué crees que necesita para ser una región perfecta para vivir el drum and bass?

Sergio: Somos la región perfecta para vivir el drum and bass, solo tenemos que velar porque nuestros productores locales no paren nunca de crear y crear.


Si vienes buscando más drum and bass, no te preocupes. Nuestra mejor manera de dártelo es con ‘Sounds of Drum & Bass‘, la playlist exclusiva del género que renovamos cada mes con novedades, clásicos y lo mejor de nuestros artistas y sellos nacionales. Puedes encontrar mucho más en nuestro perfil de Spotify.