El pasado jueves día 18 tuvimos la suerte de compartir nuestra noche con gente de un talento tanto humano como musical impresionante. Algo más de seis horas de la mejor música electrónica actual, así como infinidad de risas, anécdotas y momentos geniales.


Os hablamos de la fiesta que tuvo lugar en León, en la sala “OH! León“, organizada por los chicos de Zoológico Club, que después de romper y transformar la noche madrileña, siguen emperrados en llevar a cada rincón de España su espectacular, y nunca mejor dicho, bestial estilo de fiesta. Para esta, contábamos con unos DJs difícilmente mejorables: Wok, Evangelos, The River, Sandro y Paulhard. Pero de eso hablaremos mas tarde.

Como ya os contábamos hace unas semanas por aquí, la sala elegida fue una de las mejores discotecas del norte de España, “la Oh!”. Perfecto momento para dar las gracias a todo el equipo de dicho local, desde camareras, seguridad, y por supuesto al jefe de la sala, Manuel.
Eran las 00:20, y el termómetro de Santa Ana, cercano a la Oh, marcaba 1 grado. Lo que se dice una noche “típica leonesa”. Pero como bien sabemos los que somos de por aquí, esto no fue un problema, y es que ya varios valientes hacían cola a esas horas para entrar. Los encargados de “abrir el fuego” y de encender los CDJ2000 fueron el dúo WOK!, que ademas jugaban en casa. Estos chicos de León, Pedrin y Javi empezaban a probar a los primeros asistentes de la sala con un poco de Deep y de Future House. “Walking With Elephants” o “Fatality” fueron algunos de los primeros temas que hicieron saltar al público, para continuar subiendo poco a poco, escalando con temas progressive house conocidos por todos y grandes mashups mezclando vocales fantásticas con drops siempre inesperados. No faltó “We came, we rave, we love”, “ID2” o incluso lo nuevo de Merk & Kremont Now or Never“. Una hora y media en total de mezclas prácticamente perfectas y siempre sorprendentes para los que no conocían a estos jóvenes DJs (y próximamente productores). Mucho que agradecerles también a ellos, haciéndonos nuestra labor mucho mas fácil y actuando como perfectos anfitriones durante todo el fin de semana. Así da gusto.
Continuábamos la noche y era el turno del primero de los DJs de “Zoológico”, Evangelos. Un tipo al que pudimos conocer y charlar con él más tarde, tan sincero y buen tipo en persona como perfeccionista, risueño y, como él mismo se define, “friki de la música”. Una sesión de una hora con lo más conocido del EDM y con alguna sorpresita como dos temas exclusivos de él mismo. Y es que Evangelos es un gran DJ, pero como productor es un verdadero crack. Nos confesaba que emplea de 8 a 12 horas diarias delante del ordenador produciendo y produciendo, cosa que no muchos pueden decir. En su set, como decíamos, además de sus temas propios no faltó el “momento Ping Pong” o “Tremor“.

Eran ya las tres y media de la madrugada y con la sala totalmente llena era el momento de que Paulhard saltara al escenario. El DJ gallego nos contaba que una palabra que podría definirle perfectamente seria “polivalente”. Comenzó tocando el saxofón para pasar al guitarreo y a los 17 dar el salto a los platos, pinchando en un grupo de Rap. Ahora en sus sets podemos encontrar Electro, Trap o Hardstyle. Podríamos decir que es una verdadera caja de sorpresas. Fue precisamente con unos temas Trap como comenzó la sesión el DJ, para sorpresa de muchos y gustazo de otros. Entre varios chicos y chicas disfrazados de animales el público iba subiendo y subiendo en ánimo y energía y mucho más aun cuando pasó a poner temas conocidos por todos y cada uno. “Bad“, “Yee” o “Mammoth” sonaron en León más alto que nunca. Bueno no. Mas alto sonó aún su último tema “GFH” que entre una incesable lluvia de champan y otras bebidas espirituosas hizo saltar al público en uno de los mejores momentos de la noche. Un verdadero gustazo también haber podido conocer y entrevistar a este pedazo de DJ de Santiago de Compostela, y a su padre que en esta ocasión le acompañaba y nos confesaba que hacía cinco años que no veía actuar en directo a su hijo. Grandes personas (también en el sentido literal), y como buenos gallegos siempre dispuestos a echar una mano.

Para finalizar este espectáculo aun nos quedaba un plato fuerte. The River y Sandro nos tenían preparado un dúo que no dejaría a nadie indiferente, Son dos de los DJs más conocidos en España y en Madrid, han pasado por las mejores salas del país y la Oh no podía ser menos. Una sesión muy cuidada, con mucho mucho Electro House pero sin parecer para nada repetitivo. Un estilo inconfundible y sobretodo puro espectáculo. Tremenda sorpresa también cuando vimos que se atrevían a cerrar la fiesta con varios temas Tech-House, que sin duda encantaron a la gente. Y es que ya eran más de las seis de la madrugada y tocaba irse a dormir (o no), aunque no sería nada fácil después de este tremendo espectáculo.

Antes de despedirme quería volver a agradecer varias cosas. A Manu, jefe de Oh! León, por su atención en todo momento; a Pedrin y Javi, los chicos de WOK!, por su hospitalidad como buenos leoneses; a PaulHard, The River, Evangelos y Sandro por hacernos sentir parte de la fiesta y su total disponibilidad para atendernos; y por supuesto a Guillermo y Gonzalo, de Zoologico Club, que han sido los que en cierta medida han hecho esto posible. Desde Wololo Sound esperamos que fiestas como estas sigan llenando toda la geografía española, haciendo disfrutar y saltar a la gente y trayéndonos un poco mas cerca la electrónica a esos que no vivimos en Madrid. Un verdadero placer. Muchas gracias.

Podéis ver todas las fotos de la fiesta en nuestro álbum de Facebook.

Además, próximamente os traeremos el aftermovie de la fiesta.

Un saludo, Adrián Oller.