En esta crónica os vamos a hablar de la que fué, para nosotros, una de las mejores partes de ‘A Summer Story‘. Nos referimos a Oro Viejo, fiesta más que consagrada realizada, como no, por DJ Nano acompañado de otras grandes referencias de estos estilos.

En un
festival de tal magnitud no podía faltar un toque a la música antigua que, como
a nosotros y a muchos de los que estáis leyendo este artículo, guardáis con especial
cariño de esa gran época.

Esta edición de Oro Viejo fue muy
especial ya que es la primera vez que se realizaba en un festival al aire libre, y además contaba con DJs invitados como el señor Abel Ramos.

Como ya va siendo habitual, el warm up de Oro Viejo fue a cargo del grandísimo Ivan Corrochano, que
bajo nuestro punto de vista fue increíble. Toda la sesión se desarrolló en vinilo con ese
sonido de guitarreo de los años 80 y esos sonidos techno pop que tanto nos
hicieron disfrutar por aquellos años, abriendo
sesión con los grandísimos Kraftwerk  y
su tema ‘Music Non Stop‘.
Durante la sesión de Corrochano sonaron grandes clásicos de
aquella época como ‘The Audience‘ de Capital y ‘Running‘ de Information Society,
tampoco faltaron los grandísimos Megabeat. Sin duda un warm up con una
selección exquisita de sonidos que
dejaba la pista preparada para la entrada de un aclamado DJ Nano.


Tras el warm up tocaba el turno de Nano y como siempre, después de una gran intro, daba comienzo a su ya mítica sesión Oro Viejo. Comenzando su set con el tema ‘I Drove All Night‘ de Bandido  cantando por el público se abría lo que iba a ser el set del gran
DJ Nano, como siempre recordando aquellos tracks que a tantos nos hicieron bailar
en discotecas como The Omen, Oh! Madrid, Mondino, Splass, Arena, Plastic, sonando temas como ‘Witches‘ de Aqualords, ‘9 PM (Till I Come)‘ de ATB, o el conocido ‘World Of Love‘ de Clublanders.
Llegaba el turno de un invitado
muy especial para esta edición de Oro Viejo, el gran Abel Ramos. Si hay alguien que podía poner ese ritmo tan ácido a esa noche no era otro que este genial artista, que hizo vibrar a la pista con su sonido de aquella mítica discoteca Overdrive, situada en el Paseo de Extremadura en Madrid donde fueron los comienzos de este mítico artista.


Y como no, la apertura de su set no podía ser
con otro tema que con su mítico ‘Das Spiegel’, continuando el set con
ese sonido que tanto caracterizó a las fiestas en Madrid por aquellos años. Por un momento pudimos cerrar los ojos y transportarnos a la mítica sala Overdrive, sonando temas como ‘Are Am Eye’ de Commander oFollow Me’ de Jam & Spoon.

Después de la gran actuación de Abel Ramos, Nano volvió a tomar la rienda de los platos, comenzando con un tema que solemos recordar con bastante cariño, nos referimos al ‘The Second You Sleep‘ de Tess.

La sesión siguó con temas algo más modernos HardDance de los 90’s, en el que pudimos escuchar entre otros ‘Castles In the Sky’, ‘The Night Train’, ‘Beachball‘ o el mítico ‘Go‘ de Avancada, siguiendo hasta el amanecer con temas como el mítico ‘Adagio For Strings‘ de DJ Tiesto, cantanditas como ‘Close My Eyes‘ de Ian Van Dahl o ‘Let The Shine In‘, que hicieron emocionarse a un público entregado.

Sin duda una edición que guardaremos con especial cariño, ya que era difícil
juntar a estos dos genios que tanto nos hicieron bailar durante todos esos años, recordando que “La música tiene el poder de
transportarte a donde tú quieras
“.

Lee el resto de la crónica de A Summer Story aquí.