Sábado 20 de Diciembre, Burgos. Grotèsque Club cerraba un año plagado de éxitos. Nosotros tuvimos la oportunidad de poder vivirlo con todo su equipo y ser partícipes desde dentro de su peculiar Navidad Grotesca.
El colectivo de Grotèsque Club tiene como misión alegrar y caldear las frías noches burgalesas y acercar la mejor electrónica nacional a la ciudad, cuidando también la escena local, y es que siempre vemos en sus carteles algún artista de la zona. Para esta última edición de Grotèsque Club el line-up se antojaba de infarto. A lo largo del escenario de la sala Hangar pudimos ver a los dúos Calceto Chacho Boys, Kill The Hipsters, a los propios Grotèsque y a Ms. Von Disko y Sweet Drinkz representando al colectivo FaceDownAssUp.


La noche empezaba con prisas, ya que un concierto era celebrado con anterioridad en la misma sala. El montaje de la cabina fue un visto y no visto, y lo que parecía que iba a empezar con un considerable retraso finalmente apenas fueron un par de minutos cuando vimos aparecer a Calceto Chacho Boys en el escenario. Su registro no es puramente electrónico pero no por ello se desmerecen. Equipados de sus propios CDJ400 no nos hacía falta ver nada más para darnos cuenta de que no necesitan florituras externas para ofrecernos un buen warm-up. Las puertas del Hangar se abrieron y empezaron a entrar los primeros incondicionales de esta dupla de Pradoluengo. Su línea musical se puede definir como lo hacen ellos mismos, bogaloo del barrio, mucho funk divertido para ir abriendo el apetito y hacer que los asistentes que iban entrando encontrasen un ambiente perfecto para ir entrando en calor, que falta hacía.

Tras la finalización de su set la sala ya se apreciaba sensiblemente llena, y es que la gente tenía muchas ganas de verles. Jorge y Pablo, o lo que es lo mismo, Kill The Hipsters, se subía a cabina. Como no podía ser de otra manera empezaron su set repartiendo calidad a modo de un tracklist muy cuidado y escogido con buen acierto. Pudimos charlar con ellos antes de su actuación y su nivel humano deja a altura del betún su nivel a los platos, que ya es decir. Ellos, al lío. Ataviados con una pegatina de FaceDownAssUp en el pecho, véase el buen rollo, empezaron a contentar al respetable con una buena dosis de UK Garage, House y Future House (o como lo queráis llamar) pero el Groove que salía de los altavoces se hizo palpable en el público. Nosotros aprovechamos para dar un paseo por la pista y el buen ambiente era perfecto. El contoneo de los cuerpos era ya notable y la sala rozaba el lleno. Según fue avanzando el set del dúo la intensidad del tracklist fue in crescendo pasando el House al Electro. Sin duda alguna una maravilla verles detrás de los platos.

Jorge y Pablo dejaban paso a los anfitriones, Grotèsque se enfundaba sus máscaras y subían al estrado. No podrían haber empezado con más fuerza; si tenemos que definir con una palabra su actuación sería caña. Y así empezaron. Mucha fuerza a base de temas Dubstep con toques de Drum n Bass y el Electro con más pegada, daba igual el género, Grotèsque le aporta su dosis particular de caña, y es que hasta algunas estrofas de Violadores del Verso pudimos escuchar. Grotèsque aprovechaba para dar presentación a su EP titulado “GRTSQ”. Fueron dos los tracks que pudimos escuchar. El primero de ellos de corte más electrónica fue “Chemtrails”, y sin duda el que más nos gustó y más impactó al público fue el segundo. Otro integrante de Grotèsque Club apareció en el escenario llevando una máscara similar a las que usan los luchadores mejicanos, guitarra en mano, comenzó a rasgar las cuerdas haciendo sonar los primeros acordes de “The Kingdom of the One-Eyed” un tema que, acompañado de unas vocales desgarradoras y muy intensas, dio un chute de energía que nos dejaba encantados. Mención aparte a sus cuidadísimas y sorprendentes visuales. Una maravilla para la vista y que, a un servidor, le pareció la guinda perfecta para su espectáculo. Como ya pudimos comprobar por camerinos, el equipo completo de Grotèsque Club está de sobra preparado para dar un espectáculo digno de las noches más divertidas y más locas. Confeti, lluvia de champán y hasta el speaker disfrazado de langosta animaron al público que estaba totalmente entregado con su frenesí grotesco.

Para terminar esta noche tan loca aparecían en escena los componentes de Face Down Ass Up, grupo que está poniendo color a las noches de Zaragoza y que llegaba por primera vez a Burgos con muchas ganas de reventar la pista; el cierre estaba reservado para ellos. Nos sorprendió su no actuación b2b, y es que la propia Ms.Von Disko nos confesaba en camerinos que no le gustaban y que nunca habían hecho ninguno. Este dato no empañó su actuación, en primer lugar. La técnica de Von Disko es algo de otro nivel, su repertorio impredecible y su desparpajo nos dejó enamorados. Trap, Electro, Big Room, Moomba…  de todo sonó en un set que llenó de maravillas y de alguna que otra sorpresa. Tras Von Disko llegaba el turno de su compañero, Sweet Drinkz era el responsable de quitar las pocas telarañas que pudieran quedar por el Hangar y poner el broche por todo lo alto a una noche espectacular. A pesar de las más de 5 horas que llevaba la gente bailando fueron muchos los que  movieron su cuerpo al ritmo desenfrenado que Sweet Drinkz sacaba por los altavoces. Y es que no se dejó nada en el tintero; a veces sonaba Hardstyle, otras Trap del más contundente… Todo lo que pedía el público para un cierre que se hizo apoteósico mientras las luces encendidas anunciaban que esto se terminaba…

Por nuestra parte quedamos encantados, el trato con la gente de Grotèsque Club fue excelente, todos ellos (y es que son unos cuantos) hicieron que nuestro trabajo fuese más agradable dándonos todo tipo de facilidades y poniendo muchos toques de humor durante toda la noche. A Kill The Hipsters, Ms. Von Disko, Sweet Drinkz y Calceto Chacho queremos agradecerles su total disponibilidad, mucho buen rollo por camerinos comentándonos distintas anécdotas y alguna que otra historia que quedará para la intimidad. Sin duda el esfuerzo realizado por Grotèsque Club ofreciendo una oferta de ocio diferente quedó plasmada en el público que quedo realmente satisfecho, es un valor que tenemos que destacar. Desde aquí deseamos que sigan muchos años haciendo llegar la mejor electrónica, sea del estilo que sea.

¡Aquí tenéis nuestro álbum de fotos de la fiesta!