El festival asturiano Aquasella acaba de confirmar nuevas incorporaciones para su cartel de este año. Cuatro nuevos nombres, de los cuales 3 será su primera vez en el festival, se unen a los ya confirmados Boys Noize, Charlotte De Witte, Enmanuel Top, Heidi, Carl Craig, Giorgia Angiuli (Live) y SNTS (Live) dejando entrever ya la dirección que tomará el festival en esta nueva edición que se celebrará del 16 al 19 de agosto en la localidad asturiana de Arriondas.

Haz click aquí para ver las 4 anteriores confirmaciones del Aquasella

La primera de las cuatro nuevas confirmaciones es ni más ni menos que Ben Klock. El artista alemán es una de las referencias de Berghain, uno de los clubes más prestigiosos del mundo donde él es residente desde 2005, convirtiéndose así en uno de los estandartes de la escena techno de Berlín. Desde la misma ciudad, también visitará Aquasella su compatriota Jan Blomqvist, un artista en toda regla capaz de realizar un DJ Set, tocar un instrumento en directo o incluso cantar… Sin duda, la primera aparición de Jan Blomqvist en el Aquasella será un momento que nadie se debe perder. Otro artista que también visitará Arriondas por primera vez es Dax J, el DJ británico es una de las joyas de la escena actual y con su techno rápido donde destacan los hits y platillos demostrará por qué es un fijo en la mayoría de grandes festivales del género. Por último, y no menos importante, el ganador del premio a mejor artista del año segun la revista Vicious, Cuartero, también se estrenará en el festival asturiano. Con su gran técnica en la cabina y su gran facilidad para hacer bailar al público, Cuartero será una de las actuaciones nacionales más esperadas.

Con estas cuatro confirmaciones, sumadas a las anteriores, Aquasella va dando forma a un cartel donde diez de los once confirmados visitan Arriondas por primera vez, un hecho que habla muy bien del festival asturiano que apuesta por artistas de gran nivel que a su vez son novedosos.

Música electrónica como forma de vida. Aportando mi granito de arena para que la escena electrónica esté en el lugar donde se merece.