La Ciudad de las Artes y las Ciencias fue la encargada de presenciar, por segundo año consecutivo, el multitudinario festival Electrofallas. Un festival que supo alejarse del bigroom más comercial y apostar por otros géneros como el progressive house de la mano de buena parte del Protocol Team, encabezado por Nicky Romero.
15.000 personas asistieron a esta segunda edición del festival valenciano en el que predominó el frío y la buena música sin más incidentes a destacar que el desalojo por parte de la policía a las 7 de la mañana antes del cierre de Brian Cross.
Nosotros llegamos al recinto para ver buena parte del set del valenciano Roberto Sansixto, en el cual no faltaron sus remixes a ‘How Deep Is Your Love’ de Calvin Harris o a ‘Lighthouse’ de Nicky Romero así como su último trabajo, ‘Phoenix’, con el que cerró su set. Una gran actuación con sonidos progresivos que hizo ir entrando en calor a la multitud de gente que allí se congregaba.

Tras él comenzaba el madrileño, y cada vez más internacional, Sandro Avila, que abrió con una intro de su tema más conocido, ‘Dope Haus’. Lo que vivimos a continuación fue una hora cargada de bass house y sonidos contundentes entre los que pudimos escuchar ‘LCA’ de GTA o el archiconocido remix de Skrillex a ‘Red Lips’. No decayó en ningún momento el set del madrileño que dejó al público entregado y preparado para la siguiente actuación de la noche, el live de Lara Taylor, el cual tuvo que ser suspendido por problemas de sonido, por lo que Sandro tuvo que volver a la cabina mientras los chicos de DBSTF se preparaban para su set.


De primeras nos parecía algo ilógico poner a unos artistas de hardstyle a una hora tan temprana, pero según empezaron nos dimos cuenta que no nos iban a deleitar con sus habituales sonidos hard, por el contrario pudimos ver a los holandeses adaptarse al horario e incorporan temas mucho más comerciales, dentro del progressive house, electro y big room. Probablemente uno de los momentos a recordar fue cuando hicieron sonar ‘Barricade’, el reciente tema de Axwell. Luces y sombras para una actuación, buena selección musical pero sin ser lo que muchos esperaban de ellos y por lo que asistieron al evento, su sonido hardstyle.
El reloj marcaba la 1 de la mañana y por el backstage se formaba revuelo por la llegada de varios de los protagonistas de la noche, Arno Cost y Volt&State eran acompañados por prácticamente todo el Protocol Team hacia sus camerinos. Momentos más tarde pudimos ver al francés encarando la subida hacia el escenario para comenzar lo que sería una hora de puro orgasmo musical los mejores sonidos houseros y progresivos.

No faltaron clásicos como ‘Nightventure’, ‘Strong’, ‘Rising Love’ o los tremendos mashups de ‘Apocalypse’ junto a ‘Watch the Sunrise’ y ‘Cinema’ con ‘The Island’. Por supuesto tampoco podían faltar los dos temas de su nuevo EP Coming Alive, ‘1000 Suns’ y ‘Coming Alive’, los cuales fueron acogidos de forma calurosa por el público.
Tras Arno llegaba el turno de otro de los grandes símbolos de Protocol Recordings, el dúo formado por Martin Volt y Quentin State, que parecían impacientes por demostrar al público por qué fueron elegidos por Nicky Romero. Los holandeses no pararon ni un momento quietos sobre la cabina y contagiaron esa misma energía al público que se entregó por completo al set de los holandeses. ‘Hold On’ o ‘Warriors’ fueron los grandes momentos de un set que derrochó progressive house por los 4 costados.
Por fin llegaba el momento que toda Valencia estaba esperando… A las 3:30 en punto los acordes de ‘The Way Out’ comenzaron a sonar y eso solo podía significar una cosa… Nicky Romero hacía acto de presencia en el escenario principal de Electrofallas! La siguiente hora y media solo podemos decir que fue pura magia. Con un ‘If you wanna party put your hands up!’ consiguió levantar a toda la multitud que allí se agolpaba y esperaba impaciente al dueño de Protocol Recordings.

Además del repertorio habitual del holandés pudimos escuchar alguna que otra ID con bastante buena pinta, algún clásico como el ‘Sweet Dreams’ o ‘Reload’, algo más bigroomero como el último tema de Major Lazer, ‘Light It Up’ y uno de sus últimos lanzamientos, ‘Harmony’. No faltó el momento ‘Warriors’ junto con Martin y Quentin y tampoco su ‘Lighthouse’ para cerrar acompañado de unos buenos efectos pirotécnicos. Una vez más, Nicky Romero no defraudó a ninguno de los allí presentes.
Tras él, DJ Nano comenzaba su set con su intro característica acompañada del impresionante ‘Opus’ de Eric Prydz. Tema tras tema el público coreó y bailó las buenas piezas musicales que nos tiene acostumbrados a poner, grandes clásicos como ‘Sun Is Shining’ o ‘In My mind’ que le sirvieron para mantener la pista caliente a falta de que llegara el siguiente invitado.

Y tras este, llegó la hora de otro de los artistas internacionales confirmados. Quentin Mosimann nos iba a deleitar con un show en directo que pocas veces tenemos el privilegio de ver, y que a pesar de venir con un brazo en cabestrillo no le limitó para coger su teclado y acompañar los temas reproducidos en los CDJs. Y así con el sol haciendo atisbos de salir, llegó al final de su set, y de lo que sería el evento, impidiéndonos disfrutar de la última hora encargada a Brian Cross.

Por su parte, el Barraca Techno Area tuvo un gran ambiente durante toda la noche, alcanzando sus puntos fuertes durante los sets de John Digweed, Nick Curly y Paul Ritch, los grandes protagonistas de esta edición, que supieron darles a los amantes del sonido más underground esa energía que venían buscando.

Queremos agradecer a nuestro amigo Raúl Barcia por su excelente trabajo y por cedernos algunas de las fotografías que tomó durante el festival. ¡Eres muy grande Raúl!

Cofundador de esta gran familia. Ingeniero de Telecomunicaciones y amante de la música electrónica. Progressive house como forma de vida.