El sábado 12 de noviembre y la sala Marco Aldany fueron el día y el lugar elegidos por el israelí Borgore para volver a nuestro país, siendo el principal reclamo del cartel de una nueva fiesta Zoológico. Si varias semanas antes fueron los holandeses Yellow Claw quienes visitaran la capital, era el turno de otro de los grandes y reclamados DJs internacionales quien pusiera color a otra de las mejores fiestas del país.
La noche comenzaba con el joven Chimeno, ex-componente del desaparecido grupo Hot & Cold, al que pudimos ver en la parte final de su set y que nos dejó muy buena impresión. Progressive house, groove o future house predominaron con temas como ‘De Puta Madre’ de Kryder o ‘I’ll House You’, lo nuevo de Don Diablo. Perfecto warm-up para dar paso al plato fuerte de la noche que a esas horas ya se dejaba ver por cabina para tomar el relevo.



Sala llena hasta la bandera y empiezan a sonar los primeros temas, temas nuevos, alguno desconocido y otro más antiguos, empezando primero por el dubstep como género predominante, para luego ir encaminándose hacia algo de trap, mucho jungle, y sobrante big room. Acompañado en casi todo momento por el micro, Borgore cantó junto al público temas como ‘Can´t Squad With Us’, ‘Ratchet’ o ‘Decisions’. Otros de los tracks más aclamados por el público pudieron ser ‘The Hum’, ‘Rock The Party’ o su ‘Unicorn Zombie Apocalypse’, poniendo la pista literalmente patas arriba, con pogos, globos, y muñecas hinchables incluidas. Con ello y con un ejército de chicas adolescentes en la tarima de enfrente de la cabina fue transcurriendo su set, dejándonos un buen sabor de boca y dando paso a los recientes ganadores de un VMA como mejor artista del año en la categoría Bass Music, GoMad! & Monster.

La batería, guitarras, pads y demás indumentaria del grupo madrileño ya estaba preparada en el escenario, así que los chicos de las máscaras no tardaron en comenzar su show. Un live de hora y media en el que dieron lo mejor de si para el club que los vio crecer y llegar hasta donde están ahora. Pura música rave & roll (como ellos la definen), que junto al electro y bass más contundentes pusieron patas arriba la sala madrileña. El punto álgido de su set fue, sin duda, cuando sonó ‘Under Control’, su último tema que forma parte de la BSO del videojuego Need For Speed y que suena increíblemente bien (y que os contamos aquí).

GoMad! & Monster finalizaban su set con una gran foto junto al público, y uno de los principales exponentes de la marca Zoológico, Sandro Avila, tomó las riendas de la fiesta. Comenzando con el remix de Skrillex a ‘Red Lips’ (cómo suena esto…) y sacando todo su repertorio (bass, electro, future, big room, trap…) cerró la noche como solo él sabe. Calidad y carisma a raudales que hicieron aguantar a la gente hasta el final, donde no faltaron algunos temas como ‘Dope Haus’, ‘Rave it’, ‘VNGLS’ y algunos otros todavía inéditos que saldrán pronto a la venta.

En definitiva un nuevo éxito de la marca Zoológico que nos ofrece una fiesta de calidad en la noche madrileña. Muy atentos a lo que nos tiene preparados los próximos meses porque os aseguramos que quitará el hipo a más de uno…

Cofundador de esta gran familia. Ingeniero de Telecomunicaciones y amante de la música electrónica. Progressive house como forma de vida.