En EEUU todo se magnifica cuando estamos hablando de anuncios publicitarios. Quien no conoce esos anuncios de cerveza en los descansos de fútbol americano los domingos? La gente que ve estos comerciales siempre espera que le entretengan y le sorprendan. También es habitual anunciar en películas o videoclips pequeños anuncios o productos sutilmente (o no tan sutilmente), que sin ser el focus principal despiertan un interés en el consumidor. Sin embargo, cuando hay un obvio intento de promocionar un producto en un vídeo, película o videoclip, causa una interrupción mental que puede confundir al espectador. Por desgracia, ese es el caso que aquí os contamos, el vídeo musical de Zedd con su remix de «Rude«. 
 Desde los colores de Absolut, a la gente bebiendo Absolut Vodka, pasando por supuesto del dibujo en el horizonte de la botella de Absolut. Quizá se han pasado. Al consumidor nunca le gusta que le engañen… Si quieres vendernos un producto, hazlo sin mas miramientos. Me puede interesar mas o menos, pero lo que no gusta es que te lo metan por los ojos. ¿Que paso con el arte del mensaje subliminal? Y es que el remix de Zedd es realmente bueno, que seguramente ni necesitaba un vídeo oficial. Pero sin duda el negocio es el negocio. Era necesario? Merece la pena? Opinen ustedes mismos:

     

Cofundador y redactor. Melómano, leonés y obseso de las cosas bien hechas. Imposible encasillarme en un sólo género. “Si quieres llegar rápido, camina solo. Si quieres llegar lejos, camina en grupo”