El artista holandés se lleva la disputa con la poderosa discográfica tras ser acusado de incumplimiento de contrato

Martin Garrix ha ganado la disputa contra su ex gerente Eelko van Kooten, tras recibir acusaciones de incumplimiento de contrato con Spinnin’ Records, pero el juez ha decidido hoy que los contratos que unían a las dos partes deben ser destruidos. La joven promesa holandesa se desvinculó del sello en 2015 cuando reclamó la totalidad de los derechos de su música, a lo que desde Spinnin’ no estaban dispuestos.
A finales de 2015, Martin obtuvo los derechos musicales, logrando hacerse con los derechos de sus grandes éxitos –‘Animals’ entre ellos- además de los derechos conexos y los «fonogramas”.
Según Garrix, fue engañado por van Kooten al firmar su primer contrato en 2012, cuando tenía 16 años. Los jueces en el tribunal de Lelystad, en los Países Bajos, se han posicionado a su favor por estar de acuerdo en que había un conflicto de intereses.
Garrix también reclamó 3’7 millones de euros en 2015 a Spinnin y 650.000 adicionales, mientras que el sello y la compañía de gestión, a su vez, querían 6’4 millones por parte del DJ debido a la pérdida de ingresos. Los intentos anteriores de un acuerdo fracasaron, pero el tribunal espera que ambas partes encuentren una solución.
Todavía no se ha informado sobre si el juez ha decidido otorgar la solicitud de Garrix de ganancias retroactivas.

Gorka Hernández
Lo mejor de la música es compartirla con otras personas y estoy aquí para ello. Antes era de progressive, ahora le doy un poco a todo lo que sea original y me transmita algo.