Llega la época de festivales y muchos estamos deseando poder escuchar ese tema de nuestro DJ preferido con el que se nos pone la piel de gallina. Pero… ¿que pasaría si fuésemos sordos? 
Martin Garrix y 7UP han juntado sus fuerzas para hacer llegar la música a aquellas personas que no pueden escuchar sin más una canción. ¿Como lo han hecho? Muy sencillo llenando de altavoces una habitación para que con las propias vibraciones del suelo, de las paredes o de cualquier cosa que toquen, puedan sentir la música y poder disfrutar de ella. 
No perdáis la oportunidad de ver un resumen de como se fue preparando todo, y como los propios invitados nos cuentan como la música forma parte de sus vidas, tanto como de la tuya.