Este pasado fin de semana se celebró en Madrid la primera edición de un nuevo festival, UTOPIA Festival, que sin hacer demasiado ruido fue haciéndose con un line-up envidiable, y que culminó el pasado 4 y 5 de Junio con un resultado sobresaliente. Para comenzar queremos partir de la base de que no es nada fácil organizar un festival en el centro de Madrid, y que lo es menos aún si en éste festival quieres juntar a los mejores DJs del mundo. Utopía lo ha logrado.

El esperado evento significaba para muchos el inicio del verano y de la “época de festivales”. No es ningún secreto que cada vez hay más y mejores eventos en nuestro país, y el público acompaña: ¿Quién no va a acudir a alguno éste año? Utopía “abría el fuego”, y ésto tampoco es fácil.
Antes de entrar en materia musical, queremos hacer balance de la parte organizativa de UTOPÍA: Cumplió con nota y queremos destacar varios aspectos. En primer lugar, los accesos eran más que correctos y amplios, preparados para cualquier posible evacuación, con entradas anchas y visibles. El número de personal y trabajadores fue admirable. Era muy difícil encontrar un punto del reciento sin un “chaleco amarillo”, por no hablar de la multitud de camareros en las numerosas y grandes barras. Prácticamente ni una cola. Los precios, siempre muy discutidos, podemos decir que fueron correctos, o al menos que estaban en la media de la capital (aunque sigue chocando ver el botellín de agua a tres euros). La comida, mejor aún. De hecho, en éste aspecto quizá si echamos en falta algún puesto más, ya que entre las 21:00 y las 22:30 la afluencia era enorme. También hay que decir que era fácil olvidarse de los quince minutos de espera tras probar la riquísima y variada comida. La cantidad de baños también era considerable, así como la limpieza de los mismos (obviamente habría excepciones).
Comenzamos con lo importante: La música. El festival abría sus puertas con puntualidad suiza y Jose AM, David Álvarez y Tony Grox ponían los primeros acordes en el Vulcano Stage. Tanto éstos tres artistas como B-Jones supieron mantener a la perfección el nivel musical que se espera a las 13:00 del mediodía, destacando ritmos tranquilos, vocales conocidas y mucho Future House. A continuación, las chicas de Heels to Kill subían una marcha más y hacían dar los primeros saltos de los ya más de 1000 fieles que llenaban la pista, bajo unos nada agradables 28 grados de temperatura. Eyes Of Providence, el popular dúo nacional (espero que esos “cascos” tengan buena ventilación), eran los encargados de “abrir la veda” oficialmente, dando salida a ritmos más potentes como el Big Room o el Bass House.

Sin embargo todo cambió con la llegada de Carlos Jean, que cambió el rumbo de la tarde al progressive house y el groove más exquisito, sorprendiendo gratamente a todos los que allí nos encontrábamos. Excelente selección musical con temas como ‘Reload’, ‘X-Press’ de Promise Land, ‘Bora’ de Tom Staar y otros tantos de sobra conocidos por los amantes de este género que hicieron de su hora de set una grata experiencia.


El siguiente en hacer acto de presencia en el escenario Vulcano fue el holandés Quintino, con su habitual Big Room y energía, hizo una actuación perfecta para seguir añadiendo más leña al fuego y que todos os allí congregados siguieran saltando drop tras drop, poniendo temas tan aclamados como su himno por excelencia, ‘Epic’.

Turno para el francés más carismático a las raquetas a los platos. Martin Solveig apostó por el house en un escenario enteramente dedicado al EDM y no defraudó. Como él mismo dijo en twitter quiso innovar y el experimento le salió a pedir de boca. El público agradeció sus sonidos houseros y no paró de bailar durante todo el set. No faltaron sus temas más conocidos como ‘+1’, ‘Hello’, ‘Intoxicated’ o el recién estrenado ‘Do It Right’, que vieron ponerse el sol en la tarde madrileña.

Mientras tanto, el Matusalem Stage iba atrayendo a más fieles del underground se daban cita para el set de una artista austriaca y afincada en Reino Unido, Cassy, que comenzaba su set con un sonido Tech-House de lo más fresco para amenizar la calurosa tarde del sábado. Grandes temas y numerosos clásicos vocales iban sonando ante el (comparado con el Vulcano) escaso público que tenía en ese momento este escenario, aunque con la carisma en cabina de esta artista conseguía que los pocos que estábamos allí fuéramos entrando en una buena sintonía siempre acompañada de la sonrisa de Cassy que iba viendo como rápidamente se ganaba al público lanzando hit a hit.

Unos minutos antes de las 22:00 horas subió a cabina Maceo Plex, que sin lugar a dudas era uno de los artistas más esperados del festival en la parcela underground. La afluencia del escenario Waterfall vivió uno de los mejores momentos del sábado, y eso que mientras Maceo Plex tomaba el control, David Guetta estaba en el escenario Vulcano y hemos de tener en cuenta el gran tirón que tiene el artista francés, no obstante Maceo demostró mediante su técnica en cabina y por su repertorio de tracks porque es uno de los artistas del momento. Comenzó el set con una mezcla de Tech-House y Techno aunque a medida que iba avanzando su sesión el Techno iba cogiendo protagonismo, sí que hemos de decir que no era el Techno contundente propio de Detroit sino que su sonido era de lo más elegante como suele ser habitual en el artista que comanda el sello Ellum. A las 23:30 estaba programado el fin de su sesión aunque finalmente pudimos disfrutar un rato más de Maceo Plex hasta que le relevaron en la cabina.

Como bien hemos dicho, mientras que Maceo no defraudaba a sus seguidores, David Guetta se dejaba ver por el escenario principal, a esa hora ya hasta la bandera. Sin ninguna sorpresa, el francés puso lo que la gente que le iba a ver quería escuchar; sus últimos hits como ‘Shot Me Down’, ‘Dangerous’ o ‘Lovers On The Sun’, pero también mezcló varios temas más antiguos con los que más cantó y bailó la gente, como su arma estrella ‘Titanium’.

Por último, uno de los suecos más queridos por el público llegaba para cerrar el escenario principal del primer día del festival madrileño. Alesso comenzó su set con ‘Anthem’, sin embargo muy pronto nos sorprendería con algún que otro tema trap y bass house entre su repertorio habitual. No podemos negar que nos dejó bastante confundidos al escuchar algunos temas como ‘They Know’ de Autoerotique o el remix de Bro Safari a ‘Terror Squad’, aunque supo ir mezclándolos con otros muchos de sus temas más míticos como ‘City of Dreams’, ‘Calling’, ‘Years’, ‘Heroes’, ‘Sweet Scape’ e incluso un impresionante mashup formado por ‘I Follow Rivers’, ‘Mantra’ y ‘Deep Down Low’. Un set que nos dejó algo contrariados pero que disfrutamos hasta el final, ya que hasta la fecha no había sido nada fácil ver al sueco en nuestro país, y menos en plena capital.

A la misma vez que el sueco, casi a las 0:00, tomaba el control de la cabina del escenario Waterfall el carismático Hot Since 82, quien se adaptó a la perfección de la herencia musical que dejaba Maceo Plex. En este set se mezclaba también el Techno con ciertos matices más propios del Tech House, sonando varias producciones lanzadas por su sello Knee Deep, el público se mostraba ya cansado después de una jornada maratoniana de música y de mucho sol pero sin embargo la gente seguía entregada con la sesión que nos ofrecía Hot Since, sí que el público estaba algo más disperso por toda la explanada del escenario pero también hemos de decir que la gente no paraba de bailar cada tema que soltaba el artista. Y así llegó el fin de la primara y exitosa jornada del festival Utopía.

Con la resaca musical del día anterior, dimos gracias al horario diurno del festival y el haber podido descansar a gusto durante casi toda la noche. Así pusimos camino de nuevo a Ciudad Universitaria para empezar el día al son de Arturo Grao y Jose M Duro, y ya nos dimos cuenta de que el calor apretaba aún más que el día anterior. Pero fueron algunos los valientes los que quisieron disfrutar desde el primer momento y pudieron bailar los ritmos suaves con los que nos deleitaron en el B2B, Tech House, Future y algo de groove que pedía el cuerpo a esas horas. Y con ese ritmo siguió el siguiente invitado, Juanjo Martín, que también nos supo tocar la fibra sensible con algún que otro tema mítico como ‘Shine’ o ‘Millenium’, e hizo que parte de la gente que esperaba en las sombras del área de comida se acercara hasta el escenario.

Y por fin llegó otro de los grandes nombres, el rey del soul house Michael Calfan volvía a Madrid, pero probablemente no en el mejor día ni a la mejor hora. Todavía la baja afluencia y el calor de las 2 de la tarde hacía complicado el hacer mover a la gente, y se lo pudimos ver en algún que otro gesto de reproche/broma. Aunque también los había que supimos disfrutar con el francés y con su toque house característico con sus últimos temas propios: ‘Nobody Does It Better’, ‘Mercy’, ‘Treasured Soul’ o el remix a ‘Ocean Dive’ de Duke Dumont. Y así terminó, como si fuese la calma que previene a la tempestad…

Esa tempestad no era otro que uno de los platos fuertes de UTOPÍA, que como era de esperar se convertía en la sesión más “bestia” del domingo. Diplo, el conocidísimo norteamericano deleitaba al respetable con decenas y decenas de tracks encadenados de las maneras mas inverosímiles. Entre pogos, saltos y adrenalina, pudimos escuchar de todo: Trap, Bass House, Electro… Y, si, no estabais tan ebrios, también sonó ‘La Gasolina’. El final estuvo a la altura de todo el set, y Diplo sorprendía haciéndose hueco entre el foso de fotógrafos y el público (que no daba crédito) para cerrar con un magnifico mashup de ‘Lean On’ y ‘Bangarang’ (Skrillex) que pudimos grabar en primera persona.

Mucha gente decidió irse a descansar cuando Brian Cross empezó su set pero los verdaderos amantes de la fiesta estuvieron presentes. Su set empezó con uno de los mejores temas del año pasado, ‘Opus’ de Eric Prydz, continuado por una serie de temas de corte más comercial hasta llegar al big room más enérgico con el que los asistentes no dejaron de bailar.

Turno para el dúo neerlandés Showtek, los hermanos Jansenn tenían ganas de ver saltar al público madrileño, entre su repertorio pudimos escuchar ‘Bad’, ‘Booyah’, ‘We Like To Party’ e incluso un remix del mítico ‘The Rythm of the Night’. Llegaron las siete de la tarde del domingo y el grupo británico Rudimental se convirtió en el encargado de transmitir buenrollismo y energía al público con su Drum & Bass. Un live a ritmo de trompeta, y la voz de sus vocalistas, algo muy interesante que siempre es digno de ver y que hizo bailar a todos los Utopians con temas como ‘Not Giving In’, ‘Jump Around’ o ‘Hit the road, Jack’.

El escenario Vulcano estaba preparado para recibir a uno de los platos fuertes de esta primera edición de Utopía: Nicky Romero. Los acordes de ‘Harmony’ comenzaron a sonar y la tensión aumentaba por momentos, hasta que el holandés apareció en la cabina. Muchos temas nuevos e IDs en la primera parte del set, entre los que pudimos disfrutar de ‘Ready to Rumble’, uno de los próximos tracks en salir a la venta por parte del dueño de Protocol Recordings. No faltaron sus éxitos más conocidos y queridos como ‘Novell’ (con vocal añadida, que será lanzada próximamente con el nombre de ‘The Moment’), ‘Let Me Feel’, ‘Warriors’, ‘Like Home’ o ‘Lighthouse’, acompañados de otros referentes del género como ‘The Funkatron’, ‘I Wanna Know’, ‘Light It Up’ o ‘Make The Crowd Go’. Excelente el set del holandés tal y como nos tiene acostumbrados en todas sus actuaciones, donde el público se entrega por completo. Tanto es así que el propio Nicky bajó a saludar a sus fans de la primera fila al final del set, todo un gran gesto para agradecer.

Caía la noche y era turno del gran Armin van Buuren. El artista deleitó al público asistente con un set “typical Armin” cuando el holandés no pincha en algún evento o show de Trance. Ésto es, una extraña combinación de estilos y sonidos, que gustan a algunos y desagradan a otros muchos. Big Room, Progressive House, Bass House y por supuesto Trance, sonaban en el set de uno de los mejores DJs de la historia, en nuestra opinión, algo venido a menos. El público totalmente entregado al artista creó un ambiente magnifico en la noche madrileña, sin duda lo mejor de la sesión.

Para cerrar, W&W. Otros holandeses que ya conocemos muy bien en la península, dadas las numerosas actuaciones de los mismos en nuestro país en los últimos años. Con respecto a su set, decir que la pista quedó algo más vacía que en el cierre del día anterior (el lunes tocaba trabajar). Por supuesto esto no pareció importarle a los famosos DJs que nos regalaron un set repleto de mashups de los mejores temas del momento, combinados con tracks de factura propia (que no son pocos) como ‘How Many’ y su reciente remix a ‘Don’t Let Me Down’.

En definitiva, una primera edición de 10 en la que todo salió a pedir de boca y en la que apenas hemos visto quejas reflejadas en las redes sociales. Bueno, quizá la única (y no menos importante) la falta de fuentes o puntos de agua para mitigar el calor sofocante, aunque también hay que decir que desde la organización andaron bastante hábiles y rociaron al público con mangueras de agua en las horas de mayor temperatura.

Queremos agradecer desde aquí a la organización del festival por el trato recibido y por apostar por algo que se creía imposible: un festival con los principales referentes internacionales en el corazón de la capital y al alcance de todos, aspecto que le hará, en nuestra opinión, convertirse en uno de los principales festivales de música electrónica de la ciudad de Madrid.

¡Nos vemos en 2017 utopians!

Cofundador y redactor. Melómano, leonés y obseso de las cosas bien hechas. Imposible encasillarme en un sólo género. “Si quieres llegar rápido, camina solo. Si quieres llegar lejos, camina en grupo”